martes, octubre 19, 2021
El tiempo - Tutiempo.net
InicioOpiniónRelaciones Colombo-Venezolana en la era del "Deshielo"

Relaciones Colombo-Venezolana en la era del «Deshielo»

Por: Jaime Vélez

No dudo que el dialogo fructífero entre nuestro país con la república Bolivariana de Venezuela tendrá que apagar tarde o temprano la llama encendida. Realmente no se puede esperar más la reapertura de las relaciones, pero es importante que los mandatarios de estas naciones pongan coto con las cizañas y los apelativos pues lo que se ve a distancia es la falta de madurez política.  

Tanto el presidente Duque como su homologo Maduro tienen que saber que después de una larga ruptura diplomáticas   lo primero que se debe de ejecutar para un posible restablecimiento diplomático, es el inicio de un proceso de mutua confianza y cooperación, puesto que esto traería consigo que las futuras relaciones sean estable y duradera.    

Es evidente que los distintos sectores de la sociedad colombiana, igualmente los de Venezuela, claman a grito restaurar inmediatamente los canales diplomáticos, para el bien y el bienestar de nuestro pueblo, que nunca ha comprendido ese absurdo rompimiento de relaciones. Evidentemente esta vergonzosa situación en la frontera ha traído grandes pérdidas a los industriales, comerciantes y ciudadanía en general. Sinceramente   quienes se han fortalecido de la zozobra fronteriza son indudablemente las diferentes estructuras ilegales puesto que en “rio revuelto, ganancia de pescadores”. 

Ante que nada lo primordial dentro del espíritu de confianza es el respeto de las convicciones ética, política, religiosa de los gobiernos, agregando también el mantenimiento de un vocabulario exquisito. Lo que si es necesario poner en la mesa son estrategias contiguas de largo plazo como implementar en este espacio geográfico corredores comerciales y energéticos. Por ser el país venezolano el que tiene mayor reserva de petróleo en el mundo entero, es menester aprovechar ese privilegio para elaborar programas transnacionales. 

Tenemos que seguir adelante en pos de la prosperidad y el bienestar de los ciudadanos de la región latinoamericana y del caribe, por lo que es imprescindible pasar la página nefasta del   rompimiento de las relaciones colombo-venezolana, pues la misma ha traído desestabilización en la seguridad en Colombia. Lo claro es que ninguna nación de América Latina es incólume a la corrupción y el crimen organizado. Ni sus jefes de estado pueden aplicar justicia terrenal en razón a que solo miran la paja que hay en el ojo de otro país y no ven la viga que está en el suyo. 

Estoy completamente convencido que si el presidente de Colombia Iván Duque o su par de Venezuela Nicolás Maduro hubiesen tenido destacados asesores en materia internacional como es el caso de mis exprofesores en el Reino de España. (U.C.M.)  Antonio Marquina Barrio, Carlos Echeverría Jesús y Najib  Abu-Warda El- Shandoghli de seguro que no hubiéramos pasado por este trance ni la seguridad estuviera colgando de un hilo. Aunque todavía no es tarde para remediar el desastre económico que dejo el cierre de la frontera con el país venezolano, tendremos que seguir avanzado para estimular la tranquilidad de esta vasta región americana. 

Otro elemento que aborto la crisis diplomática entre Venezuela y Colombia, fue la acogida por parte de nuestro país de más dos millones de personas vulnerable de origen venezolano sin que se realizara un estudio previo de riesgo de ese grupo social. A mi apreciación no se podía   albergar una inmensa población en situación socialmente inestable, cuando no se le ha podido brindar las condiciones de salud, trabajo y vivienda ni se investigó los antecedentes judiciales – policiales   y reincidencia criminal de los emigrantes. 

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Predial
Predial
Predial
Predial
Predial
Predial

Most Popular

Recent Comments