‘Transmetro no duerme’, el video con el que el Sistema rinde homenaje a sus colaboradores nocturnos

‘Transmetro no duerme’, el video con el que el Sistema rinde homenaje a sus colaboradores nocturnos

*El Masivo opera 19 horas, los 365 días del año, pero durante 24 horas se realizan actividades que los ciudadanos no conocen.
*Cerca de 100 personas trabajan durante la noche y la madrugada para que el Sistema siempre esté listo.

Con un vídeo de cinco minutos, que resume una jornada laboral de ocho horas, Transmetro destaca a todos los hombres y mujeres que sirven, en un horario poco convencional, a los más de 150.000 usuarios del Sistema.

Ricardo Restrepo, gerente del Ente Gestor, afirma que “este video es un homenaje a las decenas de colaboradores de Recaudos SIT, Sistur, Metrocaribe y Transmetro, que trabajan durante la noche y la madrugada, para que al día siguiente los buses y estaciones estén listos para prestar el servicio”.

Transmetro no duerme
Cuando se habla del Sistema de Transporte Masivo de Barranquilla y su área metropolitana, Transmetro, el imaginario colectivo es que solo se trata de buses con usuarios circulando por Barranquilla, Soledad y Puerto Colombia (corredor universitario) durante el día y parte de la noche.

Sin embargo, lo que muchos no saben es que cuando cae el sol, las calles quedan solas y la mayoría de los ciudadanos descansa, Transmetro no duerme.

Durante las 24 horas, los 365 días del año, el Sistema no para gracias al equipo del Ente Gestor y sus concesionarios Sistur, Metrocaribe y Recaudos SIT, que trabaja diariamente de 10:00 de la noche a 6:00 de la mañana en el mantenimiento y alistamiento de buses e infraestructura, y en la administración de millones de datos.

“Señor usuario: próximo a llegar el último servicio de la ruta S1 a la estación La Catedral”, se escucha por el altoparlante de la estación ubicada en la troncal Olaya Herrera con calle 53, sobre las 10:35 p.m. cuando está próximo a pasar el último servicio troncal del día, que moviliza de regreso a usuarios habitantes en el municipio de Soledad.

Mientras tanto, en el Centro de Control se verifica que todos los buses finalicen su turno con normalidad. Los últimos servicios de rutas alimentadoras transitan hasta las 11:45 p.m. Una vez los buses están en los patios Nelson Pinedo y Portal de Soledad, inicia el procesamiento de toda la información generada durante la operación.

“Los equipos -servidores- permanecen encendidos las 24 horas para poder procesar toda la información de lo que sucede durante el día en cada una de las transacciones en buses, estaciones y puntos de venta”, señala Misael Niño, director de gestión e información de Recaudos SIT Barranquilla.

Los operadores que terminan los últimos turnos, salen de los portales en un bus del Sistema, que funciona como ruta repartidora, para acercarlos a sus casas. Pero en los patios sigue la actividad.

René Manrique, director de mantenimiento de Metrocaribe (Portal Nelson Pinedo) explica qué pasa cuando un bus ingresa a patio al final del día. “Entra al área de revisión de técnicos y se registran las novedades en un formato. Pasa a tanqueo. Si es en las primeras horas de la noche, pasa de una vez a lavado; si no, se parquea y después un operador de patio lo conduce a lavado, nuevamente lo estaciona y queda disponible para taller o para el área de Recaudo”, detalló.

Otro punto importante en el trabajo nocturno es la revisión de la OBU -dispositivo que se encarga de ejecutar todas las funcionalidades que el operador debe tener para manejar el vehículo e interactuar con el Centro de Control-, el validador o lector de tarjetas, y la barrera de control de acceso, que según lo expuesto por Jorge Plata, director de mantenimiento de Recaudos SIT Barranquilla, son equipos electrónicos «susceptibles a muchas fallas por la vibración y la interacción con el medio», por lo que el personal técnico interviene diariamente para corregir y prevenir fallas técnicas; además de extraer de ellos información útil.

Las horas transcurren y cada vez se pone más oscura la noche, como señal de que pronto saldrá el sol nuevamente; sin embargo, en los dos patios y en el centro de control, los colaboradores viven su jornada laboral con la mejor actitud, para doblegar al reloj biológico.

La operación del nuevo día comienza con la planificación de la salida de los buses, realizada por el técnico de control durante la madrugada.

Entre las 3:00 y 3:30 a.m. llegan los operadores que iniciarán los primeros turnos. Si viven en Soledad y deben estar en Nelson Pinedo, en Barranquillita, son trasladados en bus del Sistema desde el Portal de Soledad, y viceversa.

Al llegar a patio, el operador recibe la asignación de su vehículo con una planilla que incluye su nombre, número del bus y lista de chequeo, entregada por el técnico de control. «Una vez está en el parqueadero (el operador) comienza a hacer la revisión preoperacional, con el fin de garantizar que el vehículo salga en óptimas condiciones«, afirma Gerson González, director de operaciones de Sistur (Portal de Soledad). Después de registrarse con su código en la OBU del bus, para poder ser identificado por parte de Transmetro, «el operador se dispone a salir de las instalaciones de la Unión Temporal Sistur (patio Portal de Soledad), donde a la salida es revisado por el inspector de flota, quien se encarga de validar que la lista de operaciones se encuentre correcta y el vehículo está apto para la operación”, agregó.

Finalmente, a las 4:20 a.m. salen los primeros servicios alimentadores hacia los barrios de Soledad y Barranquilla, para traer a los primeros usuarios de las rutas troncales.

Cuando el reloj marca las 4:45 a.m., un articulado que cubre la ruta R1 Joe Arroyo llega a la plataforma del Portal de Soledad, recoge a los usuarios, y, con su partida, continúa la acción.

Transmetro no duerme y sale antes que el sol para que miles estén siempre a un bus de distancia.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )