Policía captura a alias «El Cabezón» de la banda criminal «Los Papalópez»

Tenía una caleta para esconderse dentro de una casa que tenía varias cámaras de seguridad.

En el marco de la estrategia contra el delito, la Policía Metropolitana de Barranquilla capturó a alias ‘El Cabezón’, un presunto miembro del grupo delincuencial común organizado ‘Los Papalópez’, el cual delinque en barrios del sur de Barranquilla y en Soledad.

Luego de un año de investigaciones, miembros de la Unipol ubicaron a Raúl Onasis Bornacelly González, alias ‘El Cabezón’, en una casa localizada en el norte de Barranquilla. Cuando las unidades de la Unipol y del Goes llegaron hasta la propiedad, este hombre y otra persona se escondieron en una caleta que fue adaptada en la cocina de la vivienda y que daba a una habitación alterna a la que ingresaban a través de un closet.

Sin embargo, gracias a un trabajo de vigilancia de dos días, se sabía que el presunto delincuente permanecía en la casa y por eso las unidades especializadas no pararon la búsqueda hasta que hallaron la caleta.

A este sujeto se le señala de ser de uno de los presuntos líderes del grupo delincuencial ‘Los Papalópez’, y de estar vinculado a este por lo menos desde 2010. Su actividad criminal se basaría en el cobro de extorsiones y el desplazamiento forzado como método de intimidación. Además, tiene más de 20 anotaciones judiciales por los delitos de concierto para delinquir, homicidio, extorsión, desplazamiento forzado, hurto, entre otros.

El trabajo de inteligencia que se le ha hecho a la estructura apunta a que ‘el cabezón’ le rinde cuentas a ‘Franklin malembe’ y actualmente libra una disputa por el control del sector del barrio Los Olivos, de Barranquilla, con alias ‘popo’, miembro del grupo delincuencial común organizado ‘los costeños’.

‘El Cabezón’ tendría a por lo menos 20 hombres bajo su mando y un sistema de cámaras de seguridad localizadas en puntos estratégicos de barrios como El Ferry -sur de Barranquilla-, Primero de Mayo y Las Ferias, de Soledad, el cual era monitoreado a través de su teléfono celular, percatándose de los movimientos de las autoridades, de la presencia de sus hombres y de posibles incursiones de miembros de otros grupos delincuenciales.

Es de anotar que se movilizaba en moto y en un furgón tratando de mantener un bajo perfil, sin embargo, el seguimiento cercano que le hicieron los investigadores permitió que no se le perdiera el rastro en ningún momento.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )