«Fue muy buen soldado, tuvo varias medallas, buen esposo»: esposa de exmilitar implicado en muerte del presidente de Haití

«Fue muy buen soldado, tuvo varias medallas, buen esposo»: esposa de exmilitar implicado en muerte del presidente de Haití

Una mujer que se identificó como esposa de Francisco Eladio Uribe, uno de los exmilitares que estaría involucrado en el asesinato del presidente de Haití el pasado miércoles en Puerto Príncipe, habló este viernes en W Radio, donde aseguró que su conyugue viajó a República Dominicana por una oportunidad laboral para trabajar de escolta para una familia de jeques.

«A ellos los llevaron para República Dominicana y ya desde ahí veían para dónde los llevaban, porque no a todos los llevaban a la misma parte sino donde los necesitaba la empresa. Él había metido carpeta en varias empresas porque hace días quería irse porque ya conocía varios compañeros que se habían pensionado y se habían ido a trabajar a Dubai y les había bien», comentó.

De acuerdo con la mujer, que dijo vivir en Antioquia y estar casada desde hace 18 años con el exsoldado profesional, su esposo fue contactado por Duberney Capador Giraldo, uno de los dos exmilitares que murió en el operativo de la Policía de Haití.

Capador y Uribe se conocieron cuando este último trabajó en Chiquinquirá, Boyacá, en los años previos a su retiro de la institución, en 2019, tras cumplir los 20 años de servicio.

Uribe trabajó en unidades ubicadas en Arauca, Andes (Antioquia) y Chiquinquirá. En sus últimos años de servicio fue escolta de coroneles del Ejército Nacional, por lo que tenía como objetivo seguir trabajando en labores de seguridad. El hombre se encuentra sometido a la Jurisdicción Especial de Paz, JEP, por falsos positivos.


«Era una oportunidad laboral muy buena», dijo la mujer, quien señaló que la empresa, de la que conoció solo las supuestas cifras de su nombre -CTU-, le ofreció a Uribe un sueldo de 2700 dólares al mes, aproximadamente.

Según el relato de la pareja de Uribe, el hombre viajó junto a otros exmilitares el 3 de junio. En las cortas conversaciones que tuvieron, él le comentó que estaba aprendiendo inglés básico y, en la vivienda donde se estaban alojando, entrenada, cocinaba y hacía guardia.

La última vez que tuvieron contacto fue en la mañana de este jueves, cuando -vía WhatsApp- Uribe le dijo que estaba huyendo porque lo estaban atacando. No sabía lo que estaba pasando, aseguró.

La mujer, madre de tres hijos, se mostró preocupada pues el nombre de su esposo no se encuentra entre los capturados por las autoridades haitianas.

«Fue muy buen soldado, tuvo varias medallas. Era muy buen esposo, buen compañero. Dejó muy buenos amigos allá», afirmó.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )