EMPRESARIOS SUSPENDEN SERVICIOS TRANSPORTE DE TRANSMETRO

EMPRESARIOS SUSPENDEN SERVICIOS TRANSPORTE DE TRANSMETRO

Nuevamente las empresas concesionarias de   transmetro,  unión temporal SISTUR   transurbanos  y grupo empresarial METRO CARIBE vuelven a paralizar el transporte masivo en Barranquilla y su Área Metropolitana. Como siempre, aducen la falta de recursos económicos, exigiéndole al Distrito y al ejecutivo nacional solventar sus deudas adquiridas. Lo alarmante   es que tales solicitudes se están tornando reiterativas, y en muchos casos irrespetuosas cuando deciden   suspender abruptamente el servicio esencial de movilidad. Estos procederes ilegales violentan automáticamente los derechos fundamentales, provocando una desestabilización y menoscabo de las instituciones estatales.   

Una empresa que le presta un servicio público de transporte masivo a Barranquilla y su Área Metropolitana no puede paralizar este medio esencial, pues esto traería   riesgo en  la seguridad pública, que se traduciría posteriormente en acciones violenta contra todo que huele al sistema.  

Indiscutiblemente  transmetro   no tiene futuro, pues no se le observa estrategia de ciudad de corto y largo plazo. Por lo que en poco tiempo podría sucumbir, con grandes pérdidas para el desarrollo del Distrito de Barranquilla, que la retrocedería muchos años atrás. Sin duda por su mala configuración nuestros futuros   jóvenes tendrán una idea nefasta de este medio masivo de transporte. Es que sinceramente árbol que nace torcido jamás su tronco se endereza.  

Recordemos que el sistema masivo    no cumplió con su plan del año 2007, en el sentido de que daría solución al 30% de la demanda del transporte público de la urbe y área metropolitana de Barranquilla que sería aproximadamente 315.000 usuarios movilizados diariamente. Pero el 10 de julio de 2016 el gerente en esa época Ricardo Felipe Restrepo Roca afirmó categóricamente   que la proyección seria solo de 170.000, esto nos explica que el transmetro  ha estado atravesando   por una honda anarquía de índole jurídico. Dicho de otra manera, se irrespeto de forma malévolo a la comunidad.  

Creemos que fue un error gravísimo de aceptar como concesionarios operativos a compañías sin músculo financiero, mejor se hubiese optado por empresas europeas o asiáticas con importantes experiencias estratégicas de sostenibilidad operativa en el campo del transporte urbano. De otra parte, pienso que el estado no debió haber concesionado lo relacionado al recaudo.   

Ante la suspensión súbita del sistema se debe convocar urgentemente a una reunión extraordinaria con diferentes sectores sociales de Barranquilla y su Área Metropolitana, incluyendo a la veeduría transmetro, con el fin de abordar el tema   urticante de la entrega perenne de recursos económicos a las concesiones operativas privadas. Esto porque disposiciones en vigor detalla que las entidades de transporte masivo tienen que auto sostenerse y solo recibirá del estado erogaciones para   la estructura como por ejemplo construir estaciones, trabajo de semaforización, adecuar bien las rutas.  

Es obvio que las dificultades que tiene la empresa transmetro llegan hasta sus tuétanos sin que autoridad alguna   se pronuncie de la agonía de este sistema masivo. Entonces   tendremos que ver pronto un inmenso perjuicio a sus usuarios quienes no tienen dónde acudir para quejarse por los procedimientos negativos que se presentan a diario en esta entidad de transporte.    

 JAIME VELEZ GUERRERO 

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )