Helmer Correa Villarreal: mi colega, mi compañero y mi amigo sincero

Helmer Correa Villarreal: mi colega, mi compañero y mi amigo sincero

Por GERMAN AGÁMEZ

Helmer Correa Villarreal nunca ganó un premio nacional de periodismo; jamás tuvo una sintonía arrolladora como hombre de radio; tampoco fue un cronista de connotación nacional. Pero este amigo que el pasado miércoles 21 de abril de 2021 dejó de existir, fue eso: un amigo sinigual, sincero y comprometido.

El que no haya figurado como lo anotamos inicialmente, no quiere decir que no haya dejado huellas en el ámbito periodístico de nuestra ciudad. Correa Villarreal fue corrector del diario El Heraldo a principios de la década de los 80, luego fue corresponsal para esta ciudad de la -en su momento – famosa Revista Vea; posteriormente se desempeñó como secretario de una Inspección de Policía del distrito, mientras era estudiante de Derecho en la entonces Corporación Universitaria de la Costa, estudios que luego abandonó; después fue contratado como relacionista público del supermercado de la Caja de Compensación, Comfamiliar donde ocupó varios cargos importantes durante más de una década.

La vocación de servicio de Helmer nunca estuvo en duda. Cuando era apenas un joven y aún no terminaba su último año de bachillerato, fue escogido como profesor de la sección Primaria de su plantel educativo, el cual en ese tiempo era conocido como la Concentración Mixta Bolivariana, cuyo propietario era el sacerdote Sigifredo Agudelo. Este mismo plantel después se llamó Colegio Bolivariano del Atlántico y ahora pertenece al distrito de Barranquilla.

La sala de prensa de la Gobernación del Atlántico, fue para Helmer Correa, durante los últimos años, su segundo hogar.

Hemer Correa Villarreal había nacido en el municipio de San Roque, departamento de Sucre, pero desde los 5 años se trasladó a Barranquilla en compañía de sus padres. Se crió en el alegre barrio Simón Bolívar, donde hizo entrañables y numerosos amigos; el 21 de diciembre del año 2003, siendo ya un experimentado periodista radial independiente, Correa cumplió un gran sueño; se graduó como Licenciado de Español y Comunicaciones en la Universidad de Pamplona. Posteriormente estudió en el Sena del Atlántico, Diseño y Elaboración de Proyectos.

Helmer Correa sentía gran pasión por el periodismo y las comunicaciones. Se apuntaba en cuanto diplomado y seminario relacionados con estas actividades se organizaba. Era autodidacta en varios campos de la Comunicación y dedicó muchos años a cubrir la fuente de la Gobernación del Atlántico, con gran celo profesional y marcada disciplina, para varios programas radiales independientes; durante unas dos décadas participó en los recorridos que gobernadores y funcionarios realizaban por todos los rincones de nuestro departamento, los cuales en su mayoría, le profesaban cariño y admiración. Las anécdotas y experiencias acumuladas por Helmer durante este período son muy conocidas y comentadas por los colegas locales; años antes, Correa había incursionado en el periodismo deportivo participando en transmisiones de eventos importantes, asumiendo el rol de comentarista de fútbol.

En los últimos 10 años, fue coordinador y presentador del programa radial Econoticias Regionales que dirigía el también desaparecido Guillermo Valero, en Emisoras ABC, donde informaba con exactitud las actividades y actuaciones de los funcionarios del resorte departamental, entre otras noticias; más recientemente fue fundador del portal web elempresarialonline, dedicado a informar sobre noticias y temas económicos.

Me atrevo a decir que Helmer Correa fue uno de los periodistas más queridos por sus compañeros y colegas de los últimos 20 años. Sus amigos se contaban por centenares y gozaba del reconocimiento de innumerables personas a las que de una u otra forma ayudó o influyó desde su actividad periodística marcada por la vocación de servicio. Fue un colaborador desinteresado de las comunidades menos favorecidas y su afán de informar a través de un periodismo objetivo, claro y sencillo le valieron muchos reconocimientos y satisfacciones.

Hoy, aunque muy triste por su partida, me siento orgulloso y al mismo tiempo afortunado, por haber tenido un amigo sincero, leal y solidario como Helmer Correa Villarreal.

Paz en su tumba.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )