Pediatra agredida en Barranquilla: en seis meses Medicina Legal aún no certifica incapacidad

Pediatra agredida en Barranquilla: en seis meses Medicina Legal aún no certifica incapacidad

Seis meses y 11 días han transcurrido desde aquel 4 de septiembre del año pasado, cuando la pediatra Dalila Peñaranda Fairuth y su empleada doméstica, Carmen Pérez, fueron agredidas por pedir que bajaran el volumen y se cumplieran los protocolos de bioseguridad, a unos vecinos que organizaron una fiesta en el edificio donde vive. 

A pesar de que la profesional de la Medicina puso la respectiva denuncia del maltrato del que fue víctima por parte de Jalil Rebaje, Laura Arrieta, Asad Barake, Martín Parra y Fanny Franco, resulta que en 184 días que han pasado, aún Medicina Legal no le ha entregado una certificación de incapacidad definitiva, según lo contó al periódico El Tiempo. 

Esto es un muestra más de la mediocridad y falta de profesionalismo de una entidad tan importante como es Medicin Legal, seguramente asediada por la corrupción y resquebrajada por la ilegalidad de procesos turbios.

“Tengo cita nuevamente en Medicina Legal para la incapacidad definitiva. Sin eso, la Fiscalía no puede avanzar. Hasta el momento todo sigue igual”Dalila Peñaranda

Cuando los hechos ocurrieron y se dieron a conocer por videos en redes sociales, la Fiscalía anunció la apertura de la investigación y designó a un fiscal para que atendiera todo lo relacionado con las agresiones a las dos mujeres, priorizándolo bajo el “enfoque de género”. 

Pero de nada ha servido y por el contrario la cantidad de trámites y lentitud pareciera que pretendieran diezmar el interés de las víctimas por insistir en el caso. 

La pediatra contó que los trámites no han permitido acelerar el proceso, ya que, según explicó, con lesiones personales siempre hay que esperar a que Medicina Legal dé la incapacidad definitiva. Es decir que Medicina Legal en más de medio año no ha tenido los argumentos, ni el tiempo para expedirle una certificación a la médica, a pesar de que incluso hubo un compromiso importante de su ojo izquierdo.  

Cuando ocurrieron los hechos, el abogado de las dos mujeres agredidas, Alfonso Camerano, aseguró que los delitos por los que se denunció a estas personas fueron lesiones personales agravadas, perturbación sicológica, invasión a domicilio, ataque a servidor público (golpearon al policía) y falsedad procesal. 

Según el abogado Camerano, un señor de apellido Bendeck le rompió la puerta del apartamento a la doctora Dalila Peñaranda con la intención de ingresar a su propiedad y seguir agrediéndola. 

Se comprende entonces el por qué la paquidermia para actuar de Medicina Legal, expone aún más a las víctimas y dando la razón a cientos de mujeres lesionadas por parte de parejas, esposos o exparejas o cualquier persona, que nunca consiguen llevar a sus atacantes a los estrados judiciales y en el peor de las casos, terminan muertas porque el victimario regresa amparado por la falta de acción de la justicia.  

Por lo visto para la Fiscalía el caso de la pediatra se trata de “causas menores” y para Medicina Legal, “unos simples moretones”. 

El ataque se produjo en el edifico La Ría, al norte de Barranquilla, donde vive la pediatra y eran inquilinos Martín Parra y Fanny Franco, organizadores de la fiesta y quienes ya en anteriores ocasiones, habían sido llamados al orden por la administración del edificio por violar las normas de convivencia en propiedad horizontal. 

Después de los hechos fueron desalojados del apartamento, que tenían en arriendo. 

Uno de los agresores que en los videos se ve momentos antes consumiendo alucinógenos en el pasillo del edificio, Jalis Rebaje, publicó a los pocos días un video en las redes sociales junto con su pareja y su hijo, en el que pedía perdón por lo acontecido, pero la justicia no ha hecho lo propio para que responda por sus actos. 

Tomado de: Corrupción Aldía.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )