Mujeres que mueven Transmetro

Mujeres que mueven Transmetro

Dos ingenieras industriales, una ingeniera de sistemas y una administradora de empresas tienen un rol protagónico en la planeación del Sistema de Transporte Masivo de Barranquilla y su área metropolitana. 

Nathalie Cotes tiene apariencia de universitaria. Su voz juvenil oculta rasgos que muchos no advertirían al verla por primera vez: autoridad, determinación y disciplina. Esta ingeniera Industrial y magister en Ingeniería Civil, de 31 años, es la jefa de Programación y Modelación de Transmetro. Su función consiste en liderar el área de Planeación de Operaciones que, en sus palabras, tiene como objetivo diseñar una oferta de servicios que responda a las necesidades de viaje de los usuarios del Sistema.

«Entre mis funciones está garantizar la cobertura mediante un servicio de calidad, cómodo, y seguro sin descuidar la eficiencia operativa», explica. 

Las mujeres llevan a cabo una labor fundamental en la planeación del Sistema de Transporte Masivo de Barranquilla y su área metropolitana, Transmetro, que en estos momentos moviliza a unos 68 mil usuarios, pero que antes de la pandemia movía a 150 mil personas. Johana Oñate, Julieth Gómez y Liceth Goethe son, además de Nathalie, parte del cerebro del Sistema y su misión consiste en planear, monitorear y controlar cada detalle relacionado con las rutas, estaciones, concesionarios, demanda y servicio. 

Johana tiene 35 años.Es ingeniera de Sistemas y hace parte de Transmetro desde el inicio de su funcionamiento en el año 2010. Actualmente se desempeña como Analista de Planeación.

“Transmetro fue mi primer trabajo desde que me gradué de la Universidad. Yo soy la persona que analiza la información para diseñar propuestas que cubran necesidades de los usuarios y que sean eficientes para la empresa. La demanda es uno de los datos que se analizan para diseñar la programación ”, manifiesta. 

Nathalie explica que la demanda es un factor determinante, sin embargo, desde el área de Operaciones también se analizan datos como la disponibilidad de la flota, las tipologías de los buses, la infraestructura vial y los tiempos del recorrido de las rutas, entre otros aspectos claves para la toma de decisiones.

Para Julieth Gómez, de 35 años, administradora de empresas con amplia experiencia en control Operativo de Tránsito, que trabaja como Analista de Planeación, explica que su labor tiene que ver con el mobiliario de Transmetro. 

“Analizamos la señalización, los paraderos. Además, decidimos por dónde se van a hacer los desvíos, la aplicación y modificaciones de rutas ”, señala. 

El Centro de Control es el segundo hogar de Liceth Goethe. En este espacio, rodeado de cámaras y dispositivos tecnológicos, se monitorea la operación desde su inicio hasta la llegada a patios del último bus. Liceth es ingeniera Industrial de profesión.Su labor como controladora, puesto que ocupa en la empresa desde el año 2011, se basa en inspeccionar la circulación de los vehículos asignados a las diferentes rutas. 

“Verifico que los buses cumplan con sus horarios establecidos de salida y realicen sus trayectos de forma correcta. Estoy atenta a las novedades que pueden presentarse en el transcurso del recorrido y, en caso de que ocurra alguna, notifico a los concesionarios o las personas encargadas para la solución oportuna de cualquier inconveniente ”. 

En el Día de la Mujer, estas trabajadoras del Sistema de Transporte Masivo Transmetro, coinciden en que a pesar de que históricamente el sector transporte ha tenido mayor participación masculina, la mujer ha ido ganando terreno en estas áreas debido a su talento, su trabajo de rigor y su compromiso.

“Las mujeres podemos sobresalir en el sector transporte y en cualquier otro que escojamos porque somos altamente capaces y eficientes”, dice Julieth. No obstante, concuerdan en que el trabajo en equipo es un factor determinante para el éxito de cualquier organización.

“En Transmetro nuestras ideas son respaldadas por un equipo que confía en la seriedad, la eficacia y la transparencia de lo que hacemos.Nos retroalimentamos con respeto y aprendemos mutuamente en todos los procesos que llevamos a cabo ”, señala Johana.

El talento humano de Transmetro está integrado por 55 mujeres entre personal de planta y contratistas. Para el gerente, Fernando Isaza, este es un punto a favor por la capacidad de liderazgo y la eficiencia que aportan las mujeres a una organización.

“El aporte femenino en una empresa es invaluable. Las mujeres son responsables, comprometidas, críticas y siempre están atentas a los detalles. Trabajando de la mano de ellas podemos alcanzar la excelencia haciendo las cosas de una mejor manera ”, concluye Isaza.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )