Concejal Bryan Orozco denuncia presunta irregularidad en contratación de arriendos de colegios

Concejal Bryan Orozco denuncia presunta irregularidad en contratación de arriendos de colegios

El concejal de Soledad, Bryan Orozco Llerena, recientemente interpuso ante la Procuraduría Provincial de Barranquilla, una queja disciplinaria contra el actual alcalde de Soledad, Rodolfo Ucrós Rosales, la secretaria de Educación del municipio, Aida Margarita Ojeda Vega, y la secretaria general, Amalfi María Gaviria Ramos.

De acuerdo con el cabildante la queja de carácter disciplinario contra los servidores públicos, se da por cuanto considera que hubo “irregularidades en la celebración de 6 contratos cuyos objetos responden al arrendamiento de bienes inmuebles para el funcionamiento de distintas instituciones educativas en el municipio de Soledad”.

Orozco Llerena, en el documento presentado consignó que los hechos que sustentan la queja se dan ya que “el municipio de Soledad representado legalmente por la señora Amalfi María Gaviria Ramos, en su condición de Secretaria General por delegación del señor alcalde Rodolfo Ucrós Rosales, el 1 de abril de 2020 celebró los contratos de arrendamiento, en la modalidad de contratación directa”.

Explicó el concejal que “el alcalde municipal de Soledad expidió el Decreto 125 de marzo 15 de 2020, por medio del cual se adoptaron las medidas sanitarias ordenadas por el gobierno nacional a través de la resolución 385 de 2020, dentro de estas medidas se incluyó la suspensión de clases en todas las instituciones públicas y privadas del municipio de Soledad, esta medida ha venido siendo prorrogada pues a la fecha, aun las clases se encuentran suspendidas”, afirmó.

Detalló el cabildante en la explicación de los hechos, que “mediante circular 003 de marzo 16 de 2020 dirigida a los rectores de las instituciones educativas del municipio de Soledad, la señora Aida Margarita Ojeda Vega, secretaria de Educación Municipal, informó sobre la decisión de suspensión de clases ordenada por el Alcalde Municipal mediante decreto 125 de 2020 y del receso estudiantil a partir del 16 de marzo al 20 de abril”.

Enfatizando en que a pesar de que desde el 16 de marzo de 2020 a la fecha, las clases presenciales fueron suspendidas en el municipio, “los contratos a que se refiere la queja se han venido ejecutando, se han pagado de manera parcial, sin que se haya prestado un servicio al municipio, con lo que claramente se configura un acto de corrupción administrativa y detrimento patrimonial”.

Ante los argumentos dados a conocer por el concejal, este dejó por sentado en el documento que a su parecer, “carece de toda lógica y razonabilidad que mientras las necesidades de los niños y jóvenes del municipio de Soledad se centraban en conectividad vía internet, equipos electrónicos y de cómputo, la administración municipal dispusiera de casi dos mil millones de pesos ($2.000.000.000) en el arrendamiento de inmuebles para el funcionamiento de sedes educativas a sabiendas que, por un lado, se había decretado el receso estudiantil hasta el 20 de abril de 2020 y por otro lado, que dadas las condiciones de emergencia sanitaria la presencialidad en los colegios era un hecho incierto, tanto así que a la fecha, las clases en todo el territorio nacional son 100% virtuales”.

Por lo que concluyó el cabildante considerar, “que los servidores públicos, con las irregularidades descritas incurrieron en la falta gravísima tipificada en el numeral 31 del artículo 48 de la Ley 734 de 2002”, dijo Orozco Llerena.

Instituciones educativas contratadas han funcionado pese a la pandemia por covid-19: Secretaria de Educación de Soledad

Por su parte, la alcaldía de Soledad, respondiendo a los señalamientos del cabildante indicó que, la infraestructura privada que contrataron para el funcionamiento de las escuelas oficiales del municipio, “han seguido operando a pesar de la pandemia por covid-19 pues en estas sedes se sigue ejecutando el programa de entrega de meriendas escolares, se entregan las guías pedagógicas a los padres de familia, pues todos los niños no cuentan con computadores en sus casas, y los docentes y directivos coordinan las labores pedagógicas para los niños que estudian en casa y atienden las inquietudes de sus padres”, explicaron.

La secretaria municipal de Educación, Aida Ojeda, indicó que lo dicho por el concejal no es una acción de la actual administración sino que se trata de una estrategia de ampliación de cobertura, “que viene desde el año 2016 en algunas instituciones y desde el año 2018 en otras, de tal manera que esos arrendamientos generan la atención de 6 mil niños, que, de no tener alquiladas esas sedes, quedarían por fuera del sistema”, afirmó Ojeda.

De acuerdo con la funcionaria, los colegios siguen funcionando en época de pandemia: “Los arriendos se dieron en la pandemia porque esa infraestructura no se desocupa en ningún momento. El 30 de noviembre no se entregan las instituciones y se vuelven a ocupar el primero de febrero, cuando comienza un arrendamiento. Así no se trabaja en el sector educativo. Esas infraestructuras siguen alquiladas todo el tiempo, sin desocuparlas, con el mobiliario que es del Municipio”, afirmó.

Así mismo explicó la jefa de la cartera de Educación del municipio, que en las instituciones que fueron contratadas, en el marco de la pandemia se siguieron ejecutando procesos como, “el Programa de Alimentación Escolar, entregando las raciones de alimentos para los estudiantes. También funcionan porque ejecutamos el proceso de entrega y recibo de las guías pedagógicas a los padres de familia, cuyos estudiantes no cuentan con un computador en casa, y los rectores y coordinadores también llegan a la sede para atender las inquietudes de la comunidad”, puntualizó.

“Nosotros no tenemos la facilidad de tener educación virtual desde la casa para todos los niños, por lo tanto otra estrategia es la entrega del material pedagógico, es decir las guías, y se hace y se seguirá haciendo desde estas instalaciones”, detalló Ojeda.

En ese mismo sentido, se pronunció Freddy Romo Mora, rector del colegio Inobasol de Soledad, quien indicó: “Yo asumí la rectoría desde el año 2015 y ya la Alcaldía tenía contratada la institución. Nuestro colegio tiene una peculiaridad y es que atendemos a la población de sordos procedentes de todos los barrios del municipio. Los padres de familia, docentes y directivos nos dimos cuenta que esta población no podíamos dejarla de atender porque tiene unas características muy particulares así que la hemos seguido atendiendo en nuestra sede”.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )