Procuraduría destituye e inhabilita por 13 años al exdirector de la Policía, Rodolfo Palomino

Procuraduría destituye e inhabilita por 13 años al exdirector de la Policía, Rodolfo Palomino

Los Palomino López dejando “huellas” en la institución

Este jueves, la Procuraduría General de la Nación determinó sancionar con destitución como también inhabilitar por 13 años al exdirector de la Policía Nacional, general (r) Rodolfo Bautista Palomino López.

Lo anterior se da en consideración que la Procuraduría lo halló como el determinador de una reunión con la cual se buscaba ejercer presión sobre otro oficial de la misma institución con la intención de que se retractara de lo consignado en un oficio donde hizo algunas imputaciones en contra del general (r).

Cabe recordar que por los mismos hechos, fue destituido e inhabilitado por 10 años el mayor John Santos Quintero Landinez, quien para entonces era el jefe de la Oficina Jurídica de la Policía, como también se confirmó la sanción de destitución e inhabilidad de diez años impuesta a los coroneles (r) Ciro Carvajal Carvajal y Flavio Mesa Castro, quienes ejercían para ese momento los cargos de secretario General y comandante de la Policía de Cundinamarca.

Por su parte, el Ministerio Público estableció que el general (r) Palomino López les habría ordenado al mayor y a los coroneles que se reunieran con el entonces teniente coronel Reinaldo Alfonso Gómez Bernal, quién ponía de presente actos irregulares del general, con el fin de convencerlo de que se retractara de lo dicho en el documento.

Como contraprestación, le indicaron que sería favorecido en un proceso disciplinario en caso de que el mismo llegara a segunda instancia, pues esa decisión era competencia directa del director general de la institución.

Sin embargo, para el Ministerio Público, se había demostrado con certeza que el general (r) Palomino habría organizado reuniones por fuera de la actuación procesal, y por tanto de forma irregular, con fines contrarios a la ética que le corresponde al servidor público, “pues no son las reuniones ilegítimas donde se debaten las inquietudes de los disciplinados, sino al interior de los respectivos procesos disciplinarios a través de las formas establecidas para ello por el legislador”.

Cabe resaltar, que quedó igualmente demostrado que una vez Gómez Bernal radicó el oficio de retractación derivada de la presión ejercida por los oficiales, el general (r) Palomino decidió no declararse impedido en el proceso disciplinario y en su condición de juez disciplinario de segunda instancia falló a favor, “sin que esa situación, a todas luces irregular, le produjera ningún recato a tan alto servidor que regentaba los destinos de una institución estatuida para proteger no solo la vida sino la honra de las personas, contrarrestar el delito y la corrupción”

.Es así como el Ministerio Público calificó la conducta de los disciplinados como una falta gravísima cometida a título de dolo.

Por tratarse de un recurso de reposición fallado por el despacho del procurador general de la Nación, contra la misma no procede recurso alguno y en consecuencia quedó en firme.

Los rastros de los Palomino López en la Policía Nacional

Teniente Coronel  JORGE EVELIO PALOMINO LÓPEZ

Otro de los Palominos López cuestionado fue el coronel Jorge Evelio, quién desempeñaba el cargo de director de la Escuela de Carabineros de Vélez (Santander), Mayor General Manuel José López Gómez. Dirigiendo dicha institución, fueron evidentes una serie de desfalcos a esta entidad, hechos que fueron denunciados por la capitana Tanía Rodríguez, jefa de Talento Humano de la escuela en 2014. Las denuncias de Rodríguez recayeron en el coronel Jorge Evelio, y estas derivaron en una auditoria que arrojó ocho graves hallazgos de malos manejos de contratos.

Entre las fallas más notorias, se destacan irregularidades con la distribución del combustible de los vehículos de la Policía, debilidades en el manejo de los inventarios de la munición, desvío de recursos enviados al Tesoro Nacional o a las cuentas de los auxiliares por concepto de alimentación en diciembre de 2015.

Coronel José Luis Palomino López

El Coronel José Luis Palomino López, quien se desempeñaba en el cargo de Comandante Operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla fue relevado de su cargo en el año 2017, siendo trasladado como comandante de la Policía en Tumaco, Nariño, esto, en medio de rumores que habría obedecido a solicitud del alcalde de la ciudad.

Para mediados del año 2020, el coronel José Luis Palomino, siendo comandante de la Policía de Cúcuta, fue denunciado por posible abuso de poder, tortura y acoso laboral. También estuvo involucrado en el escándalo en Bogotá, por un caso de “usted no sabe quién soy yo” o de “no sabe con quién se está metiendo”. Eso fue cuando un oficial de civil, en estado de embriaguez fue sorprendido por una patrulla conduciendo un BMW. Ese conductor se negó a colaborarle a los policías uniformados que le solicitaron se identificara. A esta escena llegó –dice un informe policial que publicó la revista Semana– el coronel José Luis Palomino que desautorizó a los policías que cumplían con su deber y ocultó el vergonzoso hecho.

Lo cierto es que el cierre del 2020 y comienzo del 2021 no ha sido muy bueno para la familia palomino, si se tiene en cuenta que a mediados del mes de diciembre su hermano, Ramón Eduardo Palomino fue señalado de hacer parte de la organización criminal llamada ‘Los Oportunistas’ dedicada a la usurpación de inmuebles en Bogotá, situación que en su momento lamento el general palomino diciendo “que esta situación le produce a él y su familia una profunda indignación”, indignación que también debe estar causando esta determinación de la Procuraduría General de la Nación.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )