Madre de niña de 8 meses fallecida, relata los hechos

Madre de niña de 8 meses fallecida, relata los hechos

Como Vanessa Gómez es identificada la mujer, madre de la niña María Belén Gómez Villanueva de 8 meses, quien falleció el pasado miércoles en el camino Adelita de Char, remitida del camino El Bosque por quemaduras en su cuerpo tras caerle alimento caliente.

María Belén, menor de 8 meses fallecida.

En exclusiva con Canal Tropcial, Vanessa Gómez nos relató su versión de los hechos, los cuales dicen así:

«Lo que sucedió es que la niña estaba en el cuarto sentada en la cama, frente al abanico, yo cojo uno de los vasos con alimento el cuál podía tener como 5 onzas de alimento y lo estaba enfriando frente al abanico.» -Inició su relato Vanessa.

«La niña como es muy juguetona ella se levanta y me extiende la mano como para agarrarme el vaso, cuando ella me agarra el vaso éste se me desborda y me cae un poquito del alimento a mi y le cae a la niña, a ella le quemó la boca, no los cachetes completos, ni sus ojitos, ni la mitad de la nariz, únicamente los labios y un poquito en los cachetes, se quema en el tórax, y en el brazo derecho, pero no fue en el brazo completo.»

«No fue un descuido que salí y dejé a la niña sola, yo estaba en frente de mi hija cuando se quemó, yo inmediatamente llamé a mi tía quien estaba en su cuarto y le decía Mi niña, mi niña se me quemó, la madrina estaba aquí y mi tía me quita a la niña de los brazos y se la da a la madrina para auxiliarla.»

«Enseguida la llevé de emergencia al camino del Bosque y estos me dicen que la niña no iba de gravedad, era grave sí, ya que al ser una bebé y su piel es delicada, las quemaduras eran altas, pero no era grave de mortalidad. La doctora me dice que me quede tranquila porque yo la agarraba y le preguntaba mucho que como estaba la niña, que como la veía, que me ayudara, porque yo no tenía conocimiento y estaba muy nerviosa y tenía mucho temor de mi hija, y ella me dice que no tuviera miedo porque las heridas de la niña no eran de gravedad a mortalidad, ya que las heridas del tórax y del brazo eran superficiales, ya que eran como un bronceado de la piel, el de la cara si era de segundo grado.» -contó la afligida madre

«De ahí, le dieron suero tomado y la canalizaron también con suero para que se mantuviera hidratada y no perdiera líquidos, pedí darle el seno y ella tomó seno, estuvo conmigo y estuvo bien, estaba jugando conmigo y cuando íbamos en la ambulancia todo estaba bien. Cuando la remiten a Adelita de Char, yo le pregunto a la doctora de allá que como estaba la niña y la doctora me dice que tenía el 21% del cuerpo quemado, que no era grande la quemadura, cuando ella me dice que le hicieron todos sus exámenes y ella salió bien en todo por lo cual no la iban a entubar, pero le pusieron una sonda, me imagino yo que era para ver si ella estaba orinando bien, o reteniendo líquidos, yo pregunté y me dijeron que era para ver si las quemaduras habían afectado sus riñones, y me dijeron que estaba bien porque la niña orinaba full y todo el líquido que le estaban pasando ella estaba orinando bien, o sea ella estaba bien» -Continuo Vanessa

«Les pedí que me dejaran quedarme con la bebé, ya que me dijeron que si ella lloraba mucho se podia deshidratar, la doctora accedió a dejarme quedar, pues se condolio de mí, yo pasé toda la madrugada con mi niña, le di seno y ella estaba súper bien, evolucionaba bien»

«La doctora que estaba conmigo me decía todo el tiempo Tu hija es fuerte, tan poquito tiempo que tiene de nacida y está tranquila» contó la madre.

«A las 7 de la mañana que ella iba a hacer el cambio de guardia, llega la doctora, yo me levanto para escuchar el informe que le estaba dando la doctora que estaba de turno a la que estaba llegando, la doc le explicó el 21% de las quemaduras, le dijo que estaba evolucionando bien, que pasó bien la madrugada y no lloró, que los exámenes estaban bien, que ella estaba tranquila, que no se estaba quejando por ningún dolor, porque mi hija nunca se quejó por un dolor. Bueno, me dijeron que saliera, que tenía que esperar hasta la 1 de la tarde a que llegara el cirujano que le iba a hacer la limpieza en la carita»

«Yo me voy a la casa, me cambio y regresé a las 8:30 am al hospital, el vigilante no me dejó entrar, me dijo que esperara hasta la 1 que el cirujano regresaba y me iba a hacer la operación, yo le dije que me ayudara que me dejara entrar, que era mi hija la que estaba ahí, el vigilante accedió y me dejó entrar, cuando llegué a UCI los doctores me sacan y me dicen que no podía entrar, que porque estaba ahí, yo me di la vuelta por otra puerta que estaban construyendo ahí, cuando yo me doy la vuelta yo entro y logro ver a mi hija, ella estaba acostada en la cama, estaba súper hinchada, la cara, la cabeza, el cuerpo, mi hija pesaba. Yo corro donde la doctora y le pregunto que porque mi niña estaba así, ya que yo me fui a las 7 de la mañana y la dejé bien, dormida y tranquila» -Relata casi entre lágrimas la madre de la pequeña María Belén

«La doctora lo que me respondió es que le habían colocado un tratamiento muy fuerte, yo le pregunté que cuál era el tratamiento que le habían puesto a mi niña que había sido tan fuerte, a lo que ella me responde que le habían puesto Morfina, imagínate, un tratamiento para el cáncer. ¿Cuantas dosis le colocó? No sé. Ella me explicó que el tratamiento que le habían colocado era para las personas que tienen cáncer, o sea mi hija no tiene cáncer, mi hija lo que tenia eran 8 meses, una persona con cáncer a veces no superan ese dolor, ese medicamente. Explícame cómo lo va a superar un niño? No lo va a aceptar, y lo hicieron sin consentimiento mío porque nunca me pusieron a firmar un documento en el que yo constatase que la niña no es alérgica, cuando yo regresé al hospital es que yo veo a mi hija tan hinchada, y nisiquiera me llamaron a decirme lo que le iban a colocar, fue todo sin mi consentimiento» -Afirmó la mujer.

«Mi niña entró al quirófano el martes 5 de enero a las 2:00 pm y me dieron razón de ella, entre 4:15 y 4:20 pm. Salió una enfermera y yo corrí y le pregunto que como salió todo, ella me dice que todo salió bien que la niña estaba bien, yo corrí y abracé a mi hermana y le decía Mi niña está bien, mi niña está bien, porque yo tenía mucho temor de que algo saliera mal, yo llamé a mi mamá y le dije que todo estaba bien, que la bebé estaba bien» -Contó entre lágrimas Vanessa.

«Cuando cuelgo la llamada con mi mamá yo entro al quirófano y le pregunto al doctor que como está mi bebé, como estaba su corazoncito y su respiración, el me dijo que no me preocupara que todo estaba bien, que estaba evolucionando bien a la operación y a la limpieza que le hicieron. Yo me quedé tranquila ya que el doctor que la atendió me dijo que la bebé estaba bien. A la media hora sacan la camilla con la niña, pero la niña no movía sus brazos, ni sus pies, no movia nada, solo tenía un respirador. Cuando la meten rápido al cuarto de UCI , yo corro para entrar tamboen pero me cerraron la puerta en la cara, y me quedé ahí con mi hermana viendo desde el vidrio de la puerta que la estaban reanimando.»

«A las dos horas salieron y me dijeron que la niña había muerto, no me dijeron de que murió, no me dieron tampoco la epicrisis de la niña, le dije a mi mamá que la fuera a retirar y no se la quisieron entregar, le dijeron que estaba en medicina legal, y en medicina legal dicen que al parecer se la habían entregado a la sijin, pero en la sijin dicen que quizá la dejaron olvidada en el carro, en fin no se sabe donde están los documentos de la niña.» -puntualizó la mujer.

«Yo soy venezolana, pero hasta donde tengo entendido de como trabajan aquí es que lo hacen todo con computadores, y allí queda todo grabado. En el mismo hospital me pueden dar otra epicrisis como la que se le extravió a la sijin.» -finalizó la mujer.

Vanessa Gómez, madre de María Belén
CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )