Se acabó el diálogo y de nuevo el salario mínimo será fijado por decreto del gobierno

Se acabó el diálogo y de nuevo el salario mínimo será fijado por decreto del gobierno

Las centrales obreras no aceptaron la nueva cifra de los empresarios, de un incremento en 2,7 %. El balón queda en la cancha del Gobierno.

A menos de dos semanas de que termine el 2020, no fue posible un acuerdo entre los integrantes de la mesa tripartita en la que se negocia el salario mínimo para los colombianos cada año. Para intentar establecer el aumento que regirá en el 2021, luego de varias reuniones y argumentaciones de expertos y entidades versadas en temas laborales, se tuvieron en la mesa los dos puntos de vista con las cifras a negociar: la de los empleadores y la de los trabajadores.

Mientras que los empresarios iniciaron con un porcentaje de incremento del 2 % y luego se movieron hacia un 2,7 %; los trabajadores, a través de los sindicatos que hacen parte de la mesa, plantearon una cifra única, en la cual, se estacionaron: 1.000.000 de pesos y 120.000 pesos de auxilio de transporte.

La Confederación General de Trabajadores (CGT), luego de conocer que los empleadores anunciaron un cambio en la cifra original, confirmó que las centrales obreras, por unanimidad, no aceptan el 2,7 %.

¿Qué pasará ahora?

El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, tras confirmar que durante la reunión de la mesa de concertación de este viernes se acabó el diálogo, sostuvo que la modificación de la cifra propuesta por los empresarios hubiera llevado el salario mínimo para el 2021, a un básico de 901.504 pesos más el auxilio de transporte, el cual subiría a 108.000 pesos. Con ello, en 2021 quedaría por encima del millón de pesos: 1.009.504 pesos.

En ese sentido, a las dos partes los separan 110.496 pesos.

Claro está, en la mitad también hay otros cuatro puntos, cuya discusión en la mesa tripartita, según sostuvo el ministro Cabrera, se dio y se avanzó en ello. Por ejemplo, el funcionario indicó que serán revisadas las peticiones de los pensionados, que tienen representación en la mesa.

Según lo señalado por Cabrera, uno de los puntos que deben tenerse en cuenta en las peticiones de los pensionados es que, en el país, ya se aprobó la reducción gradual del aporte de los pensionados a la salud, cuyo porcentaje era de 12 % y baja a 8 % en 2020 y 2021, mientras que en el 2022 llegará a anclarse solo en un 4 %, lo que le dará un aire al ingreso de los jubilados. No obstante, esta medida no aplica a todos los pensionados, sino a los de menores ingresos, y ahora, su masificación, es la petición que hacen los sindicatos.

El ministro de trabajo fue enfático en que la revisión del tema no hace parte de una reforma pensional, de la cual, no tiene aún ni una letra redactada, indicó.

De los demás puntos que estuvieron sobre la mesa de concertación, el de la renta básica para la población vulnerable, según sostuvo Cabrera, el Gobierno tiene el programa de ingreso solidario, que se extendió hasta el próximo año. También se refirió a la petición de los sindicatos, de un subsidio a las pequeñas y medianas empresas para el pago de la nómina, a lo que también el funcionario respondió en el mismo sentido: que desde el Estado se implementó el Paef (Programa de Apoyo al Empleo Formal).

De esa manera, tal como lo habían vaticinado algunos expertos en temas laborales, una vez más la negociación del incremento en el salario mínimo fue ‘un diálogo de sordos’.

Una esperanza remota

De acuerdo con lo señalado por el ministro de Trabajo, pese a que se terminaron las negociaciones oficiales, siempre está abierta la puerta para reanudar un diálogo, si las partes así lo deciden.

También podría suceder que el presidente Iván Duque decida mediar personalmente, como hizo hace dos años, y cite a las partes al Palacio de Nariño. De lo contrario, sería la 17ª ocasión en 20 años que el salario mínimo se fije por un decreto unilateral que emitirá el Gobierno antes del 30 de diciembre.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )