“En Barranquilla no hay control urbano” denuncian habitantes de Campo Alegre y Los Nogales

“En Barranquilla no hay control urbano” denuncian habitantes de Campo Alegre y Los Nogales

“En Barranquilla no hay control urbano”, así lo aseguran algunos ciudadanos, quienes ya están cansados de aquellas personas que se toman terrenos y viviendas abandonadas por el Distrito y se adueñan de los mismos, sin tener en cuenta que están en una zona de alto riesgo. Esta es la problemática que viven los habitantes de los barrios Campo Alegre y Los Nogales.

A pesar de las denuncias hechas por la comunidad de estos sectores, ninguna autoridad en Barranquilla se ha pronunciado con respecto a estos hechos, haciendo que los habitantes de los barrios piensen en ‘la inexistencia de una oficina encargada de ejercer un control urbano, en lo que corresponde a nuevas construcciones’. Igual sucede con las Curadurías, que son las encargadas de otorgar los respectivos permisos o licencias de construcción, quienes tampoco han dado respuesta alguna.

En el barrio Los Nogales, calle 84 con carrera 42, el Distrito tiene un lote para la construcción de un parque, pero algunos vecinos se lo han tomado para construir nuevas viviendas, pese a la prohibición existente por encontrarse en zona de alto riesgo. También llama la atención que las empresas de servicios, que tanto trámites exigen para legalizarle tales servicios, hayan accedido a dotarlas de los mismos, desconociendo las irregularidades de la construcción.

El otro caso tiene que ver con la toma de un conjunto de viviendas, cuyos propietarios fueron obligados a desalojar por la Administración Distrital, previo al pago de dichos inmuebles, por encontrarse en zona de alto riesgo de la Ladera de Campo Alegre, sobre la calle 84 con la carrera 41F; cabe resaltar que este inmueble cuenta además con un terreno triangular donde funcionó por muchos años una estación de taxis, que también fue desalojada por la Alcaldía de Barranquilla.

Los ocupantes del conjunto de viviendas no sólo disfrutan de ellas, sino que la han convertido en un pequeño centro comercial, así lo aseguran los vecinos del barrio, quienes informaron que también establecieron locales en los primeros pisos y el terreno adjunto donde funcionó la estación de taxis.

“La pregunta que nos hacemos es qué mano poderosa ha permitido que todo esto esté sucediendo en esta zona del norte de la ciudad, bajo la complacencia de las autoridades, ambas situaciones se encuentran a pocos pasos de la una con la otra. Sólo en el pago del conjunto de viviendas la Alcaldía de Barranquilla desembolsó más de mil millones de pesos, de los que hoy disfrutan estos invasores profesionales. Y el avalúo del terreno ocupado por los vecinos supera los 800 millones de pesos”, explicaron.

La comunidad una vez más, hace un llamado al Distrito para que coloque orden en estas dos zonas de la ciudad, pues aseguran que también es un riesgo para ellos ya que ambos eran espacios que se iban a recuperar, pues uno de ellos se convertiría en un parque para el disfrute de sus habitantes y por estas personas la obra no se ha llevado a cabo.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )