¿Cómo será la gran tarea logística de distribución de vacuna para COVID-19?

¿Cómo será la gran tarea logística de distribución de vacuna para COVID-19?

Habrá transportación por aire y tierra desde las instalaciones de distribución hasta los centros de salud donde se administren las vacunas.

A punto de la aprobación de una vacuna para el coronavirus por los reguladores en Estados Unidos, una serie de entidades se están preparando para la compleja logística que implica el transporte, almacenamiento, distribución y aplicación pública de la inmunización.

El reto en un país extenso y alrededor de 330 millones de habitantes es inmenso. La pandemia de COVID-19 ha paralizado el comercio, los viajes, los eventos públicos, las reuniones formales e informales, y una nueva ola de la enfermedad se sigue propagando a solo dos semanas de las festividades navideñas y de fin de año.

Con 15 millones 392.194 casos y casi 290.000 muertes, según cifras de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos lidera en ambos rubros en el mundo y necesita desesperadamente la vacuna para iniciar la tarea de dejar atrás la pandemia de una vez por todas.

¿Llegará la vacuna a todos los rincones?

La aprobación de la vacuna es el primer paso de un esfuerzo titánico. Lo que viene después depende de las características del medicamento. La vacuna de Pfizer, que ya fue aprobada en el Reino Unido y Canadá, requiere temperaturas de almacenamiento de -70 grados Celsius.

Existen muy pocas instalaciones con equipos capaces de mantener una temperatura tan baja, encontrada solo en algunas regiones de la Antártida.

Los medios de prensa han reportado que compañías de envíos como UPS, FedEx y DHL, han invertido sumas millonarias para adaptar sus almacenes a esas exigencias e incluso Pfizer ideó una bolsa de transporte especial con hielo seco.

Envases de hielo seco en CryoCarb, una instalación en Wisconsin, EE.UU., el 4 de diciembre de 2020.

Muchos hospitales, clínicas, centros de salud y farmacias tampoco cuentan con la tecnología necesaria para mantener la vacuna durante mucho tiempo.

¿Cómo se transportarán las vacunas?

Habrá transportación por aire y tierra, por supuesto, desde las instalaciones de distribución hasta los centros de salud donde se administren las vacunas.

Otras vacunas a punto de aprobarse, como la de Moderna y AstraZeneca y la Universidad de Oxford no requieren temperaturas bajas tan extremas y será más fácil almacenarlas y transportarlas.

Una dificultad en el transporte de vacunas es que los aviones sólo pueden transportar una cantidad limitada de hielo seco -dióxido de carbono congelado- ya que se convierte en gas con el tiempo, desplazando el aire respirable en la cabina, pero algunas aerolíneas han experimentado con contenedores refrigerados especiales.

Un avión de carga de American Airlines en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia, Pensilvania, el 4 de diciembre de 2020.

¿Están listas las aerolíneas?

Las aerolíneas también se han ido preparando. United Airlines y American comenzaron a hacer vuelos de prueba desde hace pocos meses para la tarea de distribución de la vacuna.

A mediados de noviembre, la operación de carga de American inició operaciones junto a socios farmacéuticos y de carga, desde Miami a América del Sur.

Delta tiene una amplia instalación con temperatura controlada en Atlanta, donde está haciendo los preparativos para distribuir la vacuna.

Las aerolíneas se han vuelto más dependientes de la carga para obtener ingresos este año, ya que el número de pasajeros se desplomó en medio de las restricciones de viaje relacionadas con la pandemia.

La vacuna para COVID-19 de Pfizer ya se está aplicando en el Reino Unido desde el 8 de diciembre de 2020.

¿Como llegaría la vacuna a otros lugares del mundo?

En Brasil, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, ANVISA, decidió este jueves permitir las autorizaciones temporales para uso de emergencia para vacunas contra COVID-19 y estableció reglas para que las empresas soliciten opciones que no existían en el país.

Esta medida permitiría el uso de emergencia de las vacunas que están siendo probadas en Brasil por AstraZeneca, Pfizer, , Janssen (una subsidiaria farmacéutica de Johnson & Johnson) y la china Sinovac.

Por otra parte, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, inició conversaciones con más de 350 organizaciones de logística a nivel mundial, incluidas aerolíneas y proveedores de transporte de mercancías, para acelerar los planes de entrega de posibles vacunas COVID-19 a 92 países.

UNICEF, junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), ya han informado a las principales aerolíneas del mundo sobre los requisitos de capacidad esperados, con la esperanza de transportar cerca de 2.000 millones de dosis de vacunas en 2021.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )