Ampliación de la carrera 51B desde la Circunvalación hasta la variante hacia Prado Mar

Ampliación de la carrera 51B desde la Circunvalación hasta la variante hacia Prado Mar

El anuncio lo hizo el pasado mes de noviembre la Gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, quien habló acerca de la apertura de una licitación pública por valor de $3.000 millones.

Se trata de un proyecto para la ampliación que se contempla desde la carrera 51B a la altura de la avenida circunvalar hasta la variante hacia Prado Mar, buscando mejorar la movilidad vehicular en el corredor universitario como también hacia sectores como Villa Campestre, Lagos del Caujaral, el lago del Cisne, Sabanilla, Salgar y Puerto Colombia.

Los estudios y diseños permitirán adelantar obras de mejoramiento en aproximadamente 14 kilómetros de vía entre la Circunvalar y Puerto Colombia, por el Corredor Universitario.

Asimismo la gobernadora dijo que la empresa que se seleccione para elaborar los estudios y diseños en fase 3, tendrá un plazo de siete meses para entregar los resultados de la consultoría.

En la actualidad, este tramo vial se encuentra deteriorado y se dificulta la movilidad hacia la zona costera, por lo que la Gobernación busca ampliarlo y mejorarlo para facilitar el tránsito, reducir la congestión y acortar los tiempos de desplazamiento.

Pese a ser una buena noticia para todos, el anuncio de apertura de licitación para los diseños del proyecto dentro de los cuales los postulantes presentarían sus propuestas para la ampliación, deben ser bien revisados y tener mucho cuidado para definir cual será la mejor propuesta, estos si se tienen en cuenta experiencias pasadas que dejaron diseños desastrosos.

Entre tanto, residentes del corredor universitario que comprende los barrios Ciudad del Mar, Villa Campestre y Country Villas, insisten en que deberían participar activamente en este proyecto, aportando ideas, conocimientos y experiencias personales, para buscar las mejores soluciones a los problemas actuales de movilidad del sector, que están aquejando desde hace varios años.

“No podemos dejar que nos impongan soluciones o diseños, a su libre albedrío o por intereses económicos, como lo ocurrió con la vía de la Prosperidad. Guerra avisada, no mata soldados”, expresó uno de los moradores del sector.

Cabe recordar que no solamente esto preocupa a los habitantes de tales sectores, sino también a cuerpo docente y estudiantil de las universidades, las cuales cuentan con facultades de ingeniería y arquitectura, los cuales conocen mejor que nadie la problemática frente al tema y por lo tanto deberían ser tenidos en cuenta para el diseño en tal proyecto.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )