Historia de La Noche de Velitas

Historia de La Noche de Velitas

Se trata una hermosa tradición de luces de velas que en Colombia se conoce de manera popular como la Noche de las Velitas.

Una celebración en honor a la Inmaculada Concepción, donde las familias colobianas se reúnen, comparten y encienden velas multicolores en las terrazas de las casas, algunos en la noche, otros en las madrugada.

Origen de la Noche de Velitas

El origen de esta práctica se remonta a la bula Ineffabilis Deus que se emitió en 1854 por el Papa Pío IX. En esta bula se afirmó que la Virgen María fue concebida sin pecado original. Por lo que, se tiene la creencia que en aquel día los católicos de todo el mundo encendieron velas y antorchas para celebrar este acontecimiento.

Noche de las Velitas

Para el caso de Colombia, es una tradición que data del año 1854.

La  Noche de las Velitas sirve para homenajear a la Virgen Inmaculada. Esta celebración marca el inicio de las fiestas navideñas.

Por lo que, desde 1854, las familias colombianas se reúnen para prender una docena de velitas de colores y faroles. El resultado es que las calles se convierten en un bello espectáculo luminoso. Además, se colocan banderas de colores blanco y azul. Sin embargo, esta tradición se ha ido perdiendo con el paso de los años.PUBLICIDAD

Según ciertos teólogos, como Álvaro Rodríguez Vásquez, la noche de las velitas significa la iluminación que hizo Dios en la Virgen y la aceptación de ella de ese proceso divino.

En algunas ciudades, como Medellín, se colocan luces a lo largo del río. Por otro lado, en Barranquilla en la avenida del río desde comienzos de diciembre se decoró con motivos navideños, donde el destello de luces y diversidad de adornos, lo convierten en un sitio perfecto para pasear en familia, de igual manera se adornan las calles con velas. Las decoraciones y los desfiles que se organizan varían según la provincia.

La noche del 7 de diciembre es quizás una de las más brillantes del año en Colombia.

Velitas, faroles de fabricación artesanal y pólvora de colores, son los aspectos comunes y más destacados de la fiesta en donde creyentes y no creyentes se reúnen para festejar uno de los meses más queridos por los colombianos. El significado e intención de cada vela encendida puede variar para cada persona, sin embargo, siempre está cargado de gratitud por lo recibido y de buenos deseos.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )