Así se descubrió el caso del senador Eduardo Pulgar

Así se descubrió el caso del senador Eduardo Pulgar

El pasado jueves, mientras se encontraba en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, fue detenido el senador por el partido de la U, Eduardo Pulgar Daza, luego que la Corte Suprema de Justicia emitiera una orden de captura en su contra por los presuntos delitos de cohecho y tráfico de influencias.

Sin embargo, extensa es la historia que se teje alrededor de su captura, que comenzó luego que la Corte Suprema de Justicia decidiera abrir una investigación formal en su contra tras la publicación de varias columnas del periodista Daniel Coronell en el portal LosDanieles.com.

En su primera columna, titulada ‘Pulgarcito’, Daniel Coronel cuenta detalles de cómo el congresista habría ofrecido un soborno a un juez con el fin de ayudar a sus patrocinadores, Luis Fernando Acosta Osío, hoy involucrado en la puja por la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

El escrito se publicó el pasado 12 de julio y reveló además que el presunto delito que cometió el senador en mención habría ocurrido antes de que se reeligiera como legislador.

La columna también muestra cómo y cuándo se habría ofrecido el soborno. Sin embargo, el periodista cuenta que para el año 2017, Pulgar se citó con Andrés Rodríguez Cáez, entonces juez en el municipio de Usiacurí, donde reposaba un proceso de fallo en contra de los Acosta Osío por el poder en la Universidad y el Hospital Metropolitano.

“No joda, yo quiero apelar a ti para ver cómo me pueden ayudar ustedes, porque esto es un negocio. Esto es un negocio. Yo te digo la verdad… Esto es un negocio. Esto tiene que quedar entre nosotros tres porque los manes están preocupados. Es más, los manes me dicen: si hay que ir hasta allá, yo voy, pero lo ideal es que no vayan a decir nada”, se le escucha decir al senador.

Otra de las columnas publicadas por Coronell se tituló ‘Índice y Pulgar’, donde el periodista se refiere a cómo polémico senador, hoy detenido por la justicia colombiana, cuenta cómo un dirigente político del Atlántico le ofreció una gran suma de dinero para que votara en 2016 por una candidata a la Procuraduría General.

En el documento de 157 páginas emitido por al Corte, se explica cómo el senador del Partido de la U Eduardo Pulgar realizó gestiones indebidas e intentó sobornar a un juez de la República en favor de un sector de los directivos de la Universidad Metropolitana de Barranquilla, en medio de una disputa por el control de ese claustro.

Para entender este proceso, que tiene a Pulgar en la cárcel La Picota de Bogotá, hay que remitirse a una disputa entre primos por el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla, creada en 1973 por Gabriel Acosta Bendeck. 

Todo comenzó cuando la hija del excongresista removió a Luis Fernando Acosta Osío y Gina Díaz Buelvas del Consejo Directivo de esa entidad, lo que originó que los miembros fundadores de la universidad se reunieran, crearan un nuevo consejo, sacaran a Carlos Jaller Raad (esposo de Ivonne) de la rectoría en diciembre de 2016. Es decir, en pocas palabras habían dos consejos directivos.

El excongresista aparece en la escena del proceso  cuando en dichas disputas debía realizarse ante un juez una audiencia para el restablecimiento del derecho y suspensión de actos de registro o registros obtenidos fraudulentamente en relación con la remoción como rector de Carlos Jaller.

Esta diligencia le correspondió al entonces juz en Usiacurí, Andrés Rodríguez Caez.

Por eso, a través del entonces alcalde de ese municipio, Ronald Emil Padilla Acuña, el excongresista habría buscado un contacto con el fin de tratar de tergiversar el fallo sin que se hiciera la audiencia.

En consonancia, dice la Corte que Pulgar intercedió ante el juez a raíz de la aparente preocupación que Luis Fernando Acosta Osío tenía sobre lo que podía pasar en la audiencia, en la cual el otro grupo de directivos buscaba que Carlos Jaller recuperara la rectoría de la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

“Las influencias indebidas las exteriorizó y materializó el investigado respecto de dicho servidor público, incluso con prescindencia del ofrecimiento del dinero, mediante ostentación del cargo, luego de declinada por el funcionario judicial la propuesta ilícita, insistió con la connivencia de Padilla Acula en que actuara en beneficio de parte”, emitió la sala de instrucción.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )