Superservicios levantó toma de posesión de Emcartago

Superservicios levantó toma de posesión de Emcartago

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios levantó la toma de posesión de Empresas Municipales de Cartago S.A. E.S.P. (Emcartago), al subsanarse las causales que llevaron a su intervención en marzo de 2014 por su crítica situación financiera, operativa y técnica, y falta de inversión que afectaron la prestación de los servicios de energía, acueducto y alcantarillado en este municipio del norte del Valle del Cauca.

El acto de entrega de Emcartago se desarrolló en las instalaciones de la empresa con la presencia de la superintendente, Natasha Avendaño García; el alcalde, Víctor Alonso Álvarez Mejía, y el agente especial Jhon Jairo Villa Ramírez.

Al anunciar el levantamiento de la toma de posesión, mediante la Resolución SSPD 20201000054515 del 30 de noviembre de 2020, la superintendente, Natasha Avendaño García, indicó: “Hoy estamos entregando una empresa viable, saneada en sus finanzas, con un respaldo importante por parte del Fondo Empresarial de la Superservicios y con un aliado estratégico que garantiza la prestación del servicio de energía a los cartagüeños. Fueron años de trabajo mancomunado entre la Superservicios, la administración municipal, el sindicato, la comunidad y las directivas de Emcartago para sacar adelante la empresa que es devuelta al municipio. Mantendremos un seguimiento especial mediante un programa de gestión que se suscribió el pasado 6 de noviembre, para garantizar la prestación eficiente de los servicios de acueducto y alcantarillado.”

Durante los seis años de intervención, con el acompañamiento de los agentes especiales designados y los diferentes actores comprometidos en la gestión de Emcartago, se puso en marcha un esquema de solución empresarial cuyos componentes se enfocaron en asegurar la prestación de los servicios de energía eléctrica, acueducto y alcantarillado, la viabilidad financiera de la empresa y su fortalecimiento institucional.

Los frentes implementados durante la toma de posesión permitieron superar las causales de intervención, entre ellas: Pérdida operacional de $885 millones y pérdida neta de $1.419 millones para la vigencia 2013. Retrasos en la ejecución de inversiones, Déficit de caja de $7.673 millones que dificultaba el pago a corto plazo de sus pasivos estimados en $11.440 millones. Riesgo de apagón por los 131 procedimientos de limitación del suministro del servicio de energía debido al no pago de obligaciones contraídas con el Mercado de Energía Mayorista, y una deuda de $1.592 millones por concepto de vacaciones, nómina, fondo pensional, seguridad social y cesantías de sus trabajadores.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )