Trump estudia lanzarse a las elecciones 2024

Trump estudia lanzarse a las elecciones 2024

Equiparando la Casa Blanca a su show de telerrealidad, The Apprentice, el programa que le hizo famoso en los hogares de la América profunda y que le rescató de la ruina, el presidente Donald Trump anunció este lunes que el secretario de Defensa, Mark Esper, “ha sido despedido”, decisión de “aplicación inmediata”.

Este anuncio confirma los peores presagios sobre la actitud de Trump, que sigue enrocado, sin reconocer su derrota, de cara a estos dos meses y medio finales.

Según su entorno, con voces como la de la primera dama Melania que le piden que conceda la victoria a Joe Biden, el presidente está encolerizado y desconcertado, frustrado por el resultado.

Esper es el primero que paga los platos rotos de una apuesta electoral que ha convertido al presidente en los que más odia: el perdedor. En la cola de la guillotina política de Trump hay más nombres, como el director del FBI, Chris Wray, la responsable de la CIA, Gina Haspel, o el doctor Anthony Fauci.

“Estoy encantado de anunciar que Christopher Miller, el muy respetado director del Centro Nacional de Contraterrorismo (unánimemente confirmado por el Senado), ejercerá de secretario de Defensa interino, efectivo de inmediato”, escribió en su Twitter, el órgano oficial para comunicar su ira y sus agravios.

“¡Chris hará un gran trabajo! Mark Esper ha sido despedido. Agradezco su servicio”, concluyó. La relación con el jefe del Pentágono, el segundo permanente tras el general James Mattis, que se fue de malas maneras, había alcanzado mucha tensión.

El punto clave se produjo en junio. Esper criticó en rueda de prensa que Trump quisiera enviar al ejército contra los propios ciudadanos estadounidenses que se manifestaban en las calles al grito de “black lives matter”.

Y se distanció del presidente por la manera en que despejó las protestas pacíficas en el área alrededor de la Casa Blanca. Hubo gaseo y garrotazos para permitir que Trump acudiera al estilo caudillo a una iglesia que había sufrido destrozos y sacara una Biblia.

En ese paseo le acompañaron los generales de más poder, vestidos de combate. La foto causó consternación por recordar a las dictaduras. Los generales pidieron disculpas y aseguraron que no sabían adónde iban.

En estos momentos, Esper trabajaba con miembros del Congreso para elaborar una legislación que permitiese retirar los nombres de militares confederados de las bases militares. El presidente ha rechazado en todo momento una propuesta de este tipo y amenazó con el veto.

A Esper, Trump lo catalogó de ser un “Yes, man”, por lo que le puso el mote de Yesper. Hasta que le dijo no y le enfureció.

“Confirma el temor de la peor transición. En lugar de dignificar el traspaso, aplica vendetta, algo peligroso. Es una prueba de que va contra la gente que se atreve a opinar”, dijo Leon Panetta, exsecretario de Defensa, en la CNN.

Ahora se hacen apuestas de quién puede ser el siguiente en perder su empleo, mientras, según avanzó Axios, Trump estudia la idea de presentarse a la presidencia en el 2024. La ley establece un máximo de dos mandatos, pero no han de ser consecutivos.

Trump dejará el Gobierno tras conseguir más de 71 millones, el segundo más votado de la historia tras Joe Biden, lo que da dimensión de su calado en la sociedad. Que se plantee esta opción evidencia, más que nada, que entiende que ha perdido, pese a sus denuncias de fraude sin pruebas.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )