China cierra fronteras y prohíbe entrada de viajeros por Covid-19

China cierra fronteras y prohíbe entrada de viajeros por Covid-19

El gigante asiático tomó la decisión principalmente por la situación en Europa, donde se concentra la mayoría de casos del mundo.

En medio de la “explosión” de casos de coronavirus y el aumento de la tasa de mortalidad por el que está pasando Europa, según la Organización Mundial de la Salud, otros países del mundo han tenido que tomar medidas para frenar la segunda ola de contagio o cuidarse para que esta no llegue.

Esa fue la decisión que tomó China, al prohibir la entrada de viajeros de una decena de países afectados por el coronavirus, entre ellos Francia, Rusia e Italia, con el fin de evitar la propagación del virus en su territorio, donde surgió a finales del pasado año.

El gigante asiático cerró prácticamente sus fronteras a finales de marzo y redujo drásticamente los vuelos internacionales, aunque empezó a abrirlos paulatinamente en los últimos meses.

Sin embargo, las embajadas en Reino Unido, Bélgica, India, Filipinas y otros países anunciaron esta semana que Pekín había decidido “suspender temporalmente” la llegada de ciudadanos no chinos al territorio nacional, aunque tengan visado o permisos de residencia válidos.

Francia, donde el número de contagiados y muertos aumenta exponencialmente, ha sido el último país en incorporarse a esa lista, anunció el jueves la Embajada de China en París. Subrayó que esta prohibición será revisada “en función de la evolución de la situación” de la epidemia.

Rusia, Italia y Etiopía también están afectados por esta decisión.

El ministerio chino de Relaciones Exteriores defendió el jueves sus decisiones “razonables y justas” que “se inspiran en prácticas en vigor en numerosos países”.

El caso de Europa

“Vemos una explosión (…) en el sentido de que solo han sido necesarios un par de días para ver cómo la región europea registraba un incremento de más de un millón de casos”, explicó el director regional para Europa de la OMS, Hans Kluge, en entrevista con la AFP. “Vemos cómo la mortalidad crece poco a poco”, añadió.

Sin embargo, el responsable dijo que el cierre de escuelas debe ser considerado como un último recurso.

“Necesitamos mantener las escuelas abiertas hasta el final porque no podemos permitir un generación perdida por covid-19”, argumentó.

A pesar de esto, Kluge dijo que el “statu quo no es una alternativa” y pidió “medidas focalizadas y equilibradas” que puedan ser endurecidas.

En particular, se manifestó a favor de dos cosas: “Coherencia, para que la gente vea que no cambiamos de opinión drásticamente, y predictibilidad, para que la gente sepa qué pasará si se alcanza un umbral”.

Europa se convirtió en la región con más casos de covid-19 en el mundo desde el inicio de la pandemia, según el balance realizado el jueves a las 11H00 GMT por la AFP a partir de datos oficiales.

Con 11,6 millones de positivos diagnosticados del coronavirus y más de 293.000 muertos, Europa superó en las cifras de contagiados a América Latina y el Caribe, que suman 11,4 millones de contagiados y casi 407.000 muertos.

En Inglaterra, que volvió a entrar en confinamiento, «la incertidumbre es lo más preocupante”, según afirma Juliana Afanasjeva, responsable de una tienda de material artístico en Londres, obligada a cerrar como todos los comercios no esenciales de Inglaterra en el inicio, este jueves, del segundo confinamiento nacional contra el coronavirus.

En el primero de 28 días de cierre nacional, el primer ministro Boris Johnson compareció ante las cámaras con un mensaje tranquilizador.

“Quiero asegurarles que esto no es una repetición de la primavera” y “estas medidas, aunque son duras, están limitadas en el tiempo”, afirmó.

Los datos científicos “sugieren que cuatro semanas son suficientes para que tengan un impacto real”, agregó. E insistió en que “estas reglas expirarán y el 2 de diciembre planeamos volver a un enfoque gradual” por zonas.

Para proteger los empleos durante “un invierno que será difícil”, el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, prolongó cinco meses las ayudas públicas a empresas y autónomos.

Así, hasta finales de marzo el Gobierno pagará el 80 por ciento del sueldo –hasta 2.500 libras mensuales– correspondiente a las horas no trabajadas de los empleados que no sean despedidos.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )