5 mentiras acerca de la Lactancia Materna

5 mentiras acerca de la Lactancia Materna

Sobre la lactancia materna y todo lo que esto conlleva, se han escuchado por parte de familiares o conocidos, ciertos comentarios y mitos que no son del todo ciertos. El tema realmente es que amamantar a un bebé no es tan sencillo como parece y mucho menos para aquellas madres primerizas.

En todo este camino de descubrimiento surgen algunas dudas e inseguridades; es por eso que muchas veces se puede llegar a escuchar algunos comentarios que por más que se puedan llegar a repetir, no son del todo ciertas. Estas son algunas:

  1. Alimentos prohibidos: realmente no existen alimentos que sean prohibidos para las mamás que se encuentran en la etapa de dar el pecho. Sin embargo, es cierto que algunos de los alimentos dan un sabor diferente a la leche, lo que puede causar un rechazo a esta por parte del bebé. Según una experta, aunque siempre es recomendable seguir una dieta equilibrada, la alimentación casi no influye en la producción de leche (solamente en el caso de dietas muy restrictivas).
  2. Amamantar es siempre hermoso: el acto de amamantar al bebé puede ser algo muy bonito, pero no siempre tiene que ser así. La maternidad y la lactancia se espera que sea una etapa completamente feliz, de color de rosa, pero a la práctica no es así. El cambio personal que supone la maternidad y el cansancio que puede generar la lactancia y la atención completa que debe darse al bebé, no es algo tan idílico como muchas veces hacen creer. La lactancia requiere de mucho tiempo y mucha paciencia.
  3. Los senos pequeños dan muy poca leche: los senos de la mujer están diseñados para “fabricar leche”, con lo que la cantidad de leche que tenga una mamá no depende en absoluto del tamaño de sus pechos. Este es uno de los mitos más escuchados sobre la lactancia materna.
  4. Si la madre se enferma, no puede amamantar: si la mamá padece una enfermedad común, como una gripe, puede seguir dando el pecho al bebé, eso sí, se deben extremar las medidas higiénicas. En cambio, cuando se trata de patologías que requieren hospitalización se suele tener que abandonar la lactancia, ya que la gran dificultad es conseguir un ingreso conjunto para poder seguir amamantando.
  5. Las grietas y los dolores son completamente normales: Esta es una de las frases más escuchadas sobre la lactancia, y aunque amamantar pueda causar dolor, el dolor no debe ser lo normal e indica que algo no acaba de funcionar o se debe mejorar. Es importante ser consciente de ello, ya que si una mamá lleva aguantando el dolor, llegará un momento en que dejará la lactancia. En caso de dudas, es de vital importancia consultar con un médico.
    La lactancia materna es un proceso que viven de manera diferente todas las mujeres. Por esto, es muy importante no seguir trascendiendo todos estos mitos que pueden llegar a causar muchas e inseguridades y frustraciones en algunas madres; sobre todo si son primerizas.
CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )