Mujer denuncia ser estafada por parte de la empresa Infinity World Trade en  Barranquilla

Mujer denuncia ser estafada por parte de la empresa Infinity World Trade en Barranquilla

Una mujer en Barranquilla denunció que fue presuntamente estafada por la empresa Infinity World Trade, la cual cuenta con dos sedes en la ciudad.

La mujer presuntamente estafada, se identificó como Rosalía Barraza Escamilla, quien aseguró que todo comenzó el pasado 14 de septiembre, cuando recibió una llamada de un supuesto asesor de la mencionada firma, donde le hablaba acerca del negocio, pero antes se identificó como un estudiante de una universidad de la ciudad, quien debía generar puntos por cada cliente que vinculara, de lo contrario perdería su beca.

Explica la mujer que la insistencia del supuesto estudiante fue tal, que la convenció y accedió a la cita a la cual la invitaba en el centro comercia de Las América, ubicado en la calle 77 con carrera 55 en Barranquilla.

Rosalía llegó el 15 de septiembre a la reunión de negocio y fue recibida por una mujer de nombre Karen Muñoz y otros dos hombres.

Allí estas personas le dieron a conocer el nombre de la empresa, cuya aparente razón social es Infinity Life que tenía 10 mil socios.

Además le dijeron que al tomar la membresía por valor de 2.400.000.oo podría viajar a Europa y a Estados Unidos, tal como ella les había contado que tenía planeado, con tiquetes muchos más baratos. También le hicieron otros ofrecimientos por la adquisición de la membresía como bonos de descuentos para viajes nacional y para México y Panamá.

Con todas estas garantías, cuenta Rosalía que ella terminó convencida de todo lo que le ofrecían.

El engaño, según explica esta mujer, empezó a hacerse evidente, cuando su hija intenta ingresar a la página de la compañía: Infinity Live o Infinity World, y resultó imposible, pues no se podía acceder a la misma.

Su hija se contactó con la firma y allí le dijeron que la página estaba caída, pero esto no fue suficiente y las mujeres decidieron ante tantas sospechas de una presunta estafa decirle al gerente, una vez volvieron a esa oficina, al cual identificaron como Edilberto Muñoz, de su interés de retractarse.

La decisión de echarse atrás era definitiva, pues los listados de restaurantes y negocios que Infinity Live les suministró y con los cuales tendrían ciertos descuentos resultaron falsos, pues algunos de estos negocios les dijeron que no existía ningún tipo de convenio con la mencionada compañía Infinity Live.

Rosalía y su hija buscaron una nueva reunión con el gerente y con el abogado de la compañía, pero ellas a su vez también llevaron un jurista.

Lo más sorprendente, en opinión de Rosalía, fue la actitud del abogado de esa firma, quien les explicó sin el mayor asombro, que ellos no tenían ese dinero que ellas le habían consignado a la compañía; pero además les dijo que podían demandar ante la SIC y en la Fiscalía si querían que no pasaría nada.

El reembolso del dinero había quedado pactado para el 18 de octubre pero como cayó domingo, Rosalía esperó que lo hicieran el 19 y no ocurrió.

Desde allí Barraza Escamilla y su hija quedaron convencidas de que lo que les habían hecho era una estafa y por tanto querían alertar a la ciudadanía sobre lo vivido para evitar que más personas caigan en esta situación.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )