Minga indígena avanza hacia Cali y pide al Gobierno no realizar actos de provocación

Minga indígena avanza hacia Cali y pide al Gobierno no realizar actos de provocación

El sábado comenzó una marcha indígena desde Cauca a Cali para reclamar al Gobierno Duque por las recientes masacres de indígenas, pero también de líderes sociales. En la minga participan además organizaciones campesinas, comunidades negras y movimientos estudiantiles. Serán 8.000 los indígenas que marcharán hasta Cali a los que se sumarán 2.000 que ya están en la ciudad.

Los indígenas exigen al Gobierno Nacional no realizar actos de provocación y respetar la movilización. Además, han hecho un llamado a que no se estigmatice la minga “con titulares, fotografías, comentarios, preguntas y estados formulados de manera tendenciosa en sus diferentes medios de comunicación, desde páginas oficiales hasta perfiles oficiales en redes sociales”.

Entre las reivindicaciones está que cuando lleguen a la ciudad de Cali, este lunes, 12 de octubre, el presidente Iván Duque acepte dialogar con los indígenas. De lo contrario, advierten de que marcharán hasta Bogotá.

“La vida no tiene precio. La vida no se negocia. La dignidad del pueblo no se negocia. El territorio no se negocia”, ha explicado un consejero del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), Ferney Quintero, en declaraciones recogidas por el diario colombiano ‘El Tiempo’.

Un delegado estudiantil en la comisión de Derechos Humanos de la minga, José Daniel Gallego, explicó que se han unido a esta marcha por la “crisis social y humanitaria que se agudiza”. “Las y los estudiantes nos sentimos orgullosos de ser indígenas, negros y campesinos, por eso creemos en el valor de la vida”, ha subrayado.

Las comunidades informaron de que en las últimas horas se han producido sobrevuelos de aparatos de la Fuerza Pública sobre la concentración en Caldono, Cauca.

Mientras, el general John Jairo Rojas, comandante del Comando Específico del Cauca, aseguró que se garantiza la seguridad de la minga y hay 26 pelotones desplegados en la Carretera Panamericana. Los indígenas han asegurado que no tienen intención de cortar la circulación de la carretera.

Ante los sobrevuelos y la presencia militar, Rojas señaló que “es lo normal”. “En una marcha tenemos que garantizar la seguridad alrededor de ellos, así que no deben sentirse intimidados. Es una medida preventiva para cualquiera que intente afectar la manifestación. De igual forma están los soldados en la vía, para garantizar la seguridad”, ha apuntado.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )