Alrededor de 40 familias viven en extrema pobreza en el sector Las Nubes

Alrededor de 40 familias viven en extrema pobreza en el sector Las Nubes

“Nosotros sentimos el abandono del Distrito”.

Así lo aseguró Alicia Romero, una habitante de la única vereda de Barranquilla llamada Las Nubes, un lugar que pocos conocen, donde viven más de 40 familias que han sufrido los estragos de las lluvias de los últimos días, las aguas lograron penetrar sus casas por el rebosamiento de algunos arroyos que cruzan la población. La inundación además de dañar los enseres y electrodomésticos dentro de sus viviendas, también trajo basuras, malos olores, mosquitos y animales que atentan contra la salud de estas personas.

Este lugar, ubicado varios kilómetros adentro sobre la Circunvalar, cerca de la nueva sede de la Federación Colombiana de Fútbol, en un camino de trocha, cobija a estas familias que habitan humildes viviendas.

Lorena Romero, hija de Alicia, contactó al Diario LA LIBERTAD y denunció la triste situación de su familia y vecinos de la vereda, personas que no cuentan con servicios básicos como el agua potable, incluso aseguran que tienen luz solo porque están pegados a las redes de una constructora, estas familias pasaron 6 meses difíciles por la pandemia por Covid-19, afortunadamente recibieron ayudas alimentarias, pero con las lluvias las condiciones de vida de estas familias campesinas son precarias.

“Los alcaldes no han venido a visitar la vereda, no quieren ver esta realidad en la que vivimos”, manifestó Lorena, desafortunadamente las fuertes lluvias y la corriente del arroyo que se formó en el lugar tumbo varias cosas, se llevó una carpa que tenían como techo, llevó basuras, animales, plagas, cabe resaltar que esta no es la primera vez, pues las inundaciones vienen presentándose desde hace mucho tiempo, pero esta vez el nivel del agua subió tanto que a las familias les tocó salir de su vivienda hasta la vía mientras el
agua bajaba.

“Como ustedes ven, el abandono es del Distrito, nosotros aquí sobrevivimos, pero en estas condiciones cualquier persona corre peligro, hemos tenido problemas de salud, las demás familias que estuvieron afectadas tienen niños, adultos mayores enfermos a causa de toda esta situación”, indicó Alicia.

El ingreso a la vereda es una vía de barro “La constructora nos brindó el servicio de luz y también hicieron un pedazo de vía para poder pasar porque todo eso era barro”, relató Alicia, en un recorrido que realizamos se logró observar que las vías están llenas de barro, el ingreso es complicado pues aún están realizando construcciones por el proyecto de vivienda ubicado antes del lugar, las familias están desesperadas pues aseguran que el olvido lo han sentido en los últimos días ya que han sufrido por el fenómeno natural, además están temerosos de que esto vuelva a ocurrir.

Esta vereda tiene 121 hectáreas, este miércoles la oficina de Prevención y Desastres realizó la primera visita al lugar para ver qué tipo
de problemáticas tienen en el sector. “Gracias a que ustedes visibilizaron el problema los funcionarios de Prevención y Desastres vinieron y nos dijeron que pasarán un informe de la situación, de las personas afectadas que sufrimos la corriente de esa fuerte lluvia y el arroyo que ha habido estos días, nos dijeron que de los materiales que hubiese allá nos los harían llegar, después de llevar a cabo los trámites necesarios, pero pienso que siendo conscientes de todo esto no debería ser necesario”, aseguró Alicia.

Los habitantes aseguran que hace varios años un alcalde visitó la vereda y conocieron la situación, se dieron cuenta que incluso para ingresar es complicado, los caminos son intransitables, la comunidad ha puesto tablas para poder pasar sin llenarse los pies de barro,
pero han pasado los años y nadie hace nada al respecto, no prestan la atención que deben a esta comunidad, “yo siento que no necesito decirles nada, con solo venir al lugar y ver con sus ojos la situación tienen la evidencia del trato que el Distrito le da
a la vereda Las Nubes, y es triste”, aseguró Lorena.


Piden acompañamiento y soluciones del Distrito

Esta es una comunidad pequeña, y todos sufrieron la misma situación: el agua se metió a las casas y hubo daños de enseres, abanicos, licuadoras, cemento dañado para construir, sillas, fallecieron gatos ahogados porque se los llevó la corriente, así lo contaron los habitantes de la vereda; “cómo es posible que 40 familias que viven aquí desde hace muchos años no hayan visto la mano del Estado”. “Ya lo hemos repetido mucho, pero el Distrito nos tiene olvidados, es la única vereda que tiene Barranquilla donde viven 40 familias campesinas, y si se dan cuenta dentro de las casas todo está lleno de barro, como es posible que hayan construido una carretera y
no la hayan extendido hasta el inicio de la vereda, estamos desesperados porque sabemos que continuarán las inundaciones, por eso le pedimos al Distrito que no nos dejen solos, que nos brinden soluciones y un acompañamiento”, solicitaron las familias.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )