Menor indígena kankuama quedó embarazada tras ser víctima de abuso sexual

Menor indígena kankuama quedó embarazada tras ser víctima de abuso sexual

Cinco serían los miembros de la comunidad que vendrían accediendo a la menor desde hace dos años.

Una menor indígena de 12 años de edad que hace parte de la comunidad Kankuama tiene cerca de 3 meses de gestación luego de que fuera abusada presuntamente por miembros de esa etnia.

La denuncia penal ante la Fiscalía ya fue interpuesta por la Asociación Indígena Kankuamos Unidos de la Sierra Nevada la cual en un comunicado a la opinión pública señalan que la menor vendría siendo víctima de abusos desde hace dos años.

“Sus padres solo se dieron cuenta cuando la niña quedó embarazada”, aseguró Estefanía Carrillo, miembro de la Asociación y líder social en la Sierra Nevada, quien indicó que de los seis presuntos victimarios, cinco son indígenas de la etnia.

“El padre de la niña puso en conocimiento el hecho hace aproximadamente 15 días a las autoridades kankuamas pero éstos omitieron cualquier acción”, afirmó Estefanía.

Los hechos habrían ocurrido en las estribaciones de la Sierra Nevada, en el corregimiento El Mojao, Valledupar y hasta el momento se desconoce el paradero de los presuntos victimarios.

PRONUNCIAMIENTO DEL ICBF

Una vez fue notificado de la situación, el ICBF designó un equipo de Defensoría de Familia del grupo CAIVAS para acompañar a la niña quien se encuentra en proceso de atención médica en la ciudad de Valledupar, en cumplimiento de la ruta de atención para las víctimas de violencia sexual.

Además, el equipo de Defensoría de Familia se desplazó hasta la vereda El Mojao donde reside la niña para brindarle acompañamiento y apoyo psicosocial a la familia, evidenciando que sus tres hermanos de 3, 7 y 9 años no se encontraban en buenas condiciones de salud por lo que fueron trasladados al centro médico. Una vez concluido dicho procedimiento, serán ubicados dentro de su red familiar extensa en Valledupar, para que las autoridades tradicionales puedan articular con su EPS la recuperación nutricional.

“No podemos ser tolerantes frente a las agresiones que atenten contra la integridad y dignidad de las niñas. Rechazamos este tipo de actos irracionales y hoy, nos convertimos en su voz para decir no más violencia contra los niños y niñas y adolescentes”, dijo la Directora General del ICBF, Lina Arbeláez.

Entre enero y junio de este año, el ICBF ha abierto 5.232 Procesos Administrativos de Restablecimiento de Derechos (PARD) en favor de niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual, de los cuales 84% son mujeres, claro elemento de violencia de género. De ese total, 160 casos corresponden al departamento del Cesar.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )