Al rescate del Transmetro

Al rescate del Transmetro

Desde que el Sistema de Transporte Masivo de Barranquilla y su área metropolitana, Transmetro, inició sus operaciones, ha tenido que sortear serias crisis y dificultades para mantener la prestación de su servicio. Esa lucha que contra viento y marea ha librado sin flaquear, le ha permitido, hoy 10 años después, seguir en pie.

Las deficiencias con las que nació el Transmetro, producto de la improvisación y precipitud de los estudios iniciales que dieron origen al sistema, con un sobredimensionamiento del número de usuarios por día, problemas de infraestructura, operación, logística y obras, fueron las que lo mantuvieron agonizante por largo tiempo. Luego de años de esfuerzo, estrategia y reestructuración por parte del Gobierno Local, Nacional y los operadores para impedir la parálisis del servicio, se logró la creación del Fondo de Estabilización Tarifaria de Transmetro que permitió mejorar la calidad del servicio y financiar el déficit financiero, en el que estuvo inmerso desde el inicio de su operación.

Infortunadamente, la llegada del Coronavirus se ha convertido en otra dura prueba para la supervivencia del Transmetro, que se encuentra a puertas de la suspensión de su operación, una situación que afectaría de manera irreparable a Barranquilla, su área metropolitana, sus ciudadanos y a las cientos de familias de los transportadores y empleados. El Transmetro no solo ha contribuido al crecimiento y desarrollo de la ciudad, sino que también ha aportado a la positiva construcción del imaginario colectivo sobre Barranquilla.

Esta nueva crisis del Sistema de Transporte Masivo, derivada de las restricciones que se debieron implementar desde el mes de marzo en el sector del transporte público, con el obligatorio cumplimiento de los protocolos de bioseguridad establecidos por el Gobierno Nacional y Local, que incluyen entre otras medidas; la operación de los Sistemas de Transporte Masivo con una ocupación máxima del 35% y que para el caso de Barranquilla, debido al alarmante aumento de contagios, se redujo a un 20% de los usuarios, es la principal causa de la parálisis anunciada por los operadores del Transmetro para este miércoles 15 de julio.

Si ya en tiempos normales, el Transmetro se veía en dificultades para alcanzar el 80% de la tarifa técnica, las nuevas medidas implementadas hicieron que se agravara la situación financiera del sistema y su flujo de caja para atender la operación. Es que la disminución en un 77% de los usuarios no es una cifra cualquiera, desde el mes de marzo los operadores anunciaron que se les estaban agotando los recursos para atender los gastos de nómina, combustible, mantenimiento y repuestos.

Del salvavidas lanzado por la Alcaldía de Barranquilla el pasado mes de mayo con el giro de 2.000 millones de pesos a Transmetro para solventar las necesidades inmediatas, ya no queda nada. Por eso, nuevamente las empresas operadoras del Sistema de Transporte Masivo han anunciado la parálisis de las operaciones debido a la falta de recursos para seguir funcionando, un hecho de suma gravedad sobre todo en este momento.

A inicios de este mes, junto al grupo de congresistas que conformamos la Bancada del Atlántico, enviamos una misiva al Presidente de la República, Iván Duque, pidiendo el apoyo del Gobierno Nacional para salvar el Sistema de Transporte Masivo de Barranquilla y su área metropolitana, de esta dura dificultad por la que está pasando. Hoy, a través de esta columna, reafirmo esta petición, que es el clamor de una ciudadanía que ora porque el Coronavirus no le siga robando más de lo que ya le ha quitado.

Urgimos al Presidente Duque, a la Ministra de Transporte y al Ministro de Hacienda a darle especial atención y una rápida respuesta a las solicitudes que hemos realizado para contrarrestar la crisis del Transmetro, entre las que están: simplificar los trámites para autorizar el uso de los saldos de los fondos de cofinanciación; agilizar la habilitación de líneas de crédito, para tener acceso oportuno a los recursos, y el apoyo para el Balance del Convenio de Cofinanciación del CONPES 3788. Aguardamos una acción rápida del Gobierno porque las dificultades por las que atraviesa el sistema no dan espera.

Una vez más el desafío al que nos enfrentamos es el de salvar este sistema de transporte que ha cambiado la cara de Barranquilla, contribuyendo a su desarrollo y crecimiento. Necesitamos unir todos los esfuerzos para lograr el rescate del Transmetro y evitar la parálisis de su servicio.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )