10º aniversario Transmetro: un dolor inmenso

10º aniversario Transmetro: un dolor inmenso

Realmente da escozor que, valorando el sistema de transporte masivo, este no ha sido un componente categórico de progreso para esta urbe sino un foco de atraso social y de perturbación notable de la paz pública. Si esta empresa fuese prospera y contemplara el desarrollo debía haber   divulgado para este viernes 10 de julio de 2020 un programa estratégico para 30 y 40 años, pero como no lo es, su problemática económica, administrativa y jurídica lo siguen postrando   e impide brindarle a la sociedad un plan ulterior.

Es catastrófico que la empresa  transmetro  siga caminando en un sendero pantanoso y sin rumbo fijo, pues cuando una entidad se encuentra en este estado sombrío, va irremediablemente al camino de pérdidas magnas e insalvables, por eso es que habrá que trazar cuanto ante un nuevo sistema de transporte masivo para la ciudad y los municipios colindantes puesto que es fundamental trabajar para el futuro. Pero ahora lo más sustancial es aprender de los errores del pasado y transformarlos en lecciones, y lo primordial escuchar a la veeduría transmetro que siempre tiene algo esencial que decir.

Algo que todavía no llego a comprender con la empresa transmetro es que esta fue ideada para llegar solo a un 30% del transporte público movilizados diariamente en Barranquilla y área metropolitana   que sería unos 315.000 usuarios, pero el 10 de julio de 2016 el otrora gerente de transmetro  Ricardo Felipe Restrepo Roca enuncio que la proyección seria solo de 170.000 consumidores, lo cual echo por la borda lo diseñado en el plan del año 2007. En otro termino claudico lo embozado por la empresa para finalizar el proyecto del Sistema Integrado de Transporte Masivo del Distrito especial, industrial y portuario de Barranquilla y su Área Metropolitana, Transmetro. Por tal sentido digo    categórica y sistemáticamente que transmetro no tiene futuro.

También es necesario evaluar   la calidad de los empresarios de las concesiones operaria, ya que se puede analizar que es un sector que nunca han tenido un potente musculo financiero, ocasionando con esto un fuerte obstáculo   para sostener y planificar el futuro de la empresa. Algunos expertos en relación a este entorno aseveraron que era indispensable que empresarios europeos, asiáticos, norteamericanos hubiesen sido parte en ese proceso, sin desconocer la participación minoritaria de los homólogos colombianos.

Pero hay que reconocer sensatamente que una empresa sensata y con proyección no puede encontrarse permanentemente sin recursos y con aprietos para poder llegar   activamente hasta fin de año, además no existe en nuestro medio ningún organismo que controle y vigile este ente de transporte masivo, por eso es que esta empresa anda como rueda suelta.

Aunque el actual gerente de transmetro Fernando Isaza Gutiérrez de Piñeres no tiene   responsabilidad de la actual situación de languidez que cunde en la empresa, es transcendental que revele en el décimo aniversario el estado de la   entidad y el plan estratégico del futuro de la misma.

Naturalmente el grave problema que padece la empresa transmetro  es bastante profundo, y esto se puede observar cuando no puede resolver problemas ínfimos   como el mal estado de los sistemas de refrigeración de los autobuses, la falta de los mismo en las oficinas de las cajeras, la insalubridad en las diferentes estructuras y rodantes, el abandono de la revisión mensual técnico – mecánica de los autobuses, y demás.   

Quiero sugerir a la empresa  transmetro que el 10/10/20 no sea un día de festejos como siempre lo realizan sino   un momento de reflexión y de propuesta para encausar un proyecto serio de transporte masivo en Barranquilla y su área metropolitana, de lo contrario el futuro de este sector quedara en stand-by.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )