El Concejo de Barranquilla realiza seguimiento a obras del arroyo Rebolo y Hospital

El Concejo de Barranquilla realiza seguimiento a obras del arroyo Rebolo y Hospital

Con la intervención del gerente de resultados de la Agencia Distrital de Infraestructura (ADI) Alberto Mario Salah, se realizó el debate de control político por parte del Concejo Distrital a esta oficina, para conocer la situación de los desbordamientos por el arroyo Hospital y su afectación en los barrios Rebolo, San Roque y Chiquinquirá. La entidad en representación de Salah manifestó a la plenaria que, al inicio de los trabajos en las redes de acueducto y alcantarillado luego de los desafortunados sucesos, se encontraron con que estaban mal hechas, que, durante la canalización de este arroyo, y cuando se abrió la primera losa, se encontraron con problemas debajo, redes antiguas de acueducto y alcantarillado de manera desordenada, arrojando como respuesta las complicaciones ocurridas en los desastres durante los aguaceros en meses pasados.

Detalladamente Salah le explicó a los cabildantes de la contratación para la construcción un Box Culvert, “que tiene como labor, recoger las aguas de estos barrios y que terminen en el caño de la ahuyama, exigencia hecha por los habitantes del sector, complicando el diseño y obligándonos a rediseñar el proyecto, porque los niveles no permiten que las aguas lleguen a dicho destino, había que hacer un canal más ancho que alto, hubo un proceso extenso para poder reubicar algunas familias entre las carreras 21 y la calle 17, para poder darle la anchura necesaria y el agua pudiera fluir, esas situaciones no fueron conocidas por la opinión pública. Estas razones generaron dificultades, la gente se sentía desesperada, para nadie es fácil tener prácticamente una poza séptica emanando malos olores, ese tipo de circunstancia convierte la obra en un caos, cuando creíamos tener el control, se nos vienen los infortunios de los aguaceros que afectaron al barrio Rebolo precisamente en el sector más pobre, el día 19 de mayo cayeron 84.6 milímetro de agua en una hora, es una cantidad enorme”, añadió el funcionario.

Según la ADI el caño de la ahuyama recibe agua de 6 arroyos, por tal motivo no se encuentra preparado para recibir dicha cantidad y que ese aguacero fue repentino, arrastrando grandes cantidades de material y basura en un canal que entre la carrera 21 y la calle 17 tiene 1.20 de altura y 6mts de ancho, precisamente con todo ese taponamiento el agua salió por los lados. Además, las viviendas estaban por debajo del nivel de la construcción, diez días después cae de nuevo la lluvia y aun había residuos de los daños anteriores y nuevamente se produjo la inundación, afectando a todos los vecinos de los sectores antes mencionados. Sin olvidar que se ha acompañado y atendido 200 casos de personas que se han visto afectados, y que se ha trasladado a un albergue temporal por 30 días.
Luego de la intervención del funcionario, los Concejales mostraron su preocupación por la demora de las obras y como está afectando a los habitantes de la localidad Suroriente, sobre todo cuando se lleva muchos años sin darle solución inmediata debido a todos los inconvenientes antes dicho por Salah. El Concejal Osvaldo Díaz se refirió a las personas afectadas, “cuando se hizo la obra era para evitar los tipos de alteraciones que se han presentado, me gustaría que estuviera el interventor, para saber quién es, y cuál es el contratista, esperando que esas obras no sean parciales, sino que se eviten daños en el futuro, son 87 casas las que hay que intervenir, además de las que no han podido anotarse para que también les resuelvan. Creo que las medidas que se deben tomar tienen que ser definitivas y no transitorias, les pido al contratista y a el interventor que llegue a este Concejo para que nos expliquen qué se va hacer y repito, que las soluciones sean definitivas y no transitorias”.

Antonio Bohórquez expresó “en estos escenarios como en otros, podemos darnos cuenta que no estamos preparados para algunas eventualidades, a pesar de que la ejecución del contrato señala a marzo del 2017, en el año 2016 ya había comunidades haciendo sugerencia acerca la intervención de la obra, ahí se planteaban ciertas preocupaciones, cuando se reunían con la comunidad que llamaban la atención acerca de lo que podía haber pasado”.

El Concejal Andrés Rengifo Lemus, que además es habitante del sector y que se ha visto afectado, mostro su gran preocupación ya que en el mes de febrero hizo un llamado por el atraso de las obras “Son la comunidad afectada y preocupada quienes hacen llegar sus inquietudes, lo importante aquí es que esto no se trata de atender una vez las necesidades y ya esto es del día a día, mientras se culmina exitosamente la obra, deberíamos tener en esta sesión un representante del consorcio interventor y la señora Saltarín de la Oficina de Gestión del Riesgo. En el Dr. Salah hemos encontrado un buen funcionario en la ejecución de sus responsabilidades”, agregó.

El Presidente del Concejo Distrital, Juan Camilo Fuentes realizó varias inquietudes sobre las obras ¿En qué consiste la intervención del caño de la ahuyama?, sabemos que son 200 familias a mediano plazo, pero, ¿Qué va a pasar con ellos?, ¿Sí existe un cronograma establecido?, Hay familias que dicen no estar incluidas, en la carrera 35 entre calles 9 y 10, necesitamos saber qué va a pasar con ellos y si van a realizar obras adicionales.
¿La ADI cada cuánto hace mantenimiento del arroyo y qué puede pasar a futuro con estas obras?

Al final de la intervención, el gerente Salah explicó que las preocupaciones son las mismas de todos los barranquilleros y que todo lo que se ha hecho hasta hoy, es para mitigar cualquier efecto de la obra, el arroyo funciona cumpliendo las normas de las soluciones hidráulicas en un 95 %, el suscrito hará los requerimientos legales para que el contratista cumpla con los requisitos exigidos en el cumplimiento de las obras, las soluciones han sido transitorias en el momento de la emergencia, pero se está trabajando en la solución definitiva para la culminación de estas obras. Además, se excusó con toda la comunidad afectada por los errores cometidos y estarán dispuestos a escucharlos, y conjuntamente controlar al interventor de la obra y al contratista. Finalizó destacando que se espera que en tres meses puedan dar la noticia de la culminación de las mismas con las garantías necesarias.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )