El fútbol perdió el control de su destino y mecanismos de éxito, quedando rehén de la salud y la economía: Carlos Queiroz

El fútbol perdió el control de su destino y mecanismos de éxito, quedando rehén de la salud y la economía: Carlos Queiroz

La época de confinamiento les ha permitido a los seres humanos encontrar nuevas alternativas paras hacer cosas de las cuales ni ellos mismo se imaginaban. Este caso podemos verlo en el entrenador Carlos Queiroz, el cual esta a cargo en este nuevo ciclo de la Selección Colombia, quien demostró tener gran habilidad al momento de escribir.

La Federación Colombiana de Fútbol publicó el texto del entrenador portugués, que aprovechó la época de confinamiento para compartir con sus familiares en su país natal.

En el apartado se puede apreciar el lado filosófico del entrenador de 67 años en donde analiza como la pandemia del covid-19 nos puede ayudar a ser más humilde y entender que muchas veces la humanidad se deja guiar por lo material.

Aquí el texto completo:
Todo en la vida tiene etapas de ascenso y desarrollo, de estancamiento o incluso de declive. El hombre, con sus cambios y adaptaciones, sabiduría y preparación, siempre ha logrado mejorar y progresar continuamente.
Con nuestras múltiples diferencias y preocupaciones, hoy nos enfrentamos a un enemigo común a escala universal, enmascarado por la incertidumbre y la imprevisibilidad. En consecuencia, estamos viviendo una crisis sin precedentes a nivel mundial, que cuestiona la supervivencia y la sostenibilidad del fútbol.
Rápidamente, pasamos de un mundo en el que parecía que sabíamos todo, o casi todo, a otro donde parece que no sabemos nada o casi nada y donde ha ocurrido lo impensable e inimaginable.
Están equivocados aquellos que piensan y actúan con la convicción de que todo terminará pronto, que será posible, uno de estos días, encender la luz y que, en un paso mágico, todo se ilumine y renazca, como si nada hubiera sucedido, nada esté sucediendo o se vuelva a repetir.
De lo que no debe haber dudas es que nos enfrentamos a una nueva y dolorosa ¨realidad¨ y que después de este tsunami, lo más probable es que poco o nada vuelva a ser como antes.
De un vistazo, el fútbol perdió el control de su destino y sus mecanismos de éxito, quedando rehén de la salud y la economía.
Con poco margen de maniobra y error, el fútbol se enfrenta a un gran desafío de madurez y resiliencia. El caos instalado requiere enormes sacrificios de todos, así como difíciles y valientes ¨decisiones extraordinarias¨, que permitan la reanudación del poder de decisión y salvar en primera instancia las competiciones y los clubes.
El fútbol debe comenzar por adoptar inevitablemente una nueva y diferente forma de pensar y actuar, más ¨innovadora, solidaria y global¨.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )