Economía estadounidense sufrió en el primer trimestre de 2020 la mayor caída desde la Gran Recesión

Economía estadounidense sufrió en el primer trimestre de 2020 la mayor caída desde la Gran Recesión

La pandemia del coronavirus ha puesto un abrupto punto final a una década de robusto crecimiento económico en Estados Unidos. La riqueza nacional se contrajo un 4,8% durante el primer trimestre del año, de acuerdo con la estimación preliminar publicada por el Departamento de Comercio, el primer retroceso desde el 2014 y la mayor caída desde la Gran Recesión del 2008.

Dos semanas y media de confinamiento de la población y el cierre de parte de la economía han bastado para neutralizar y barrer las ganancias acumuladas. El consumo, responsable del 70% del PIB estadounidense, cayó un 7,6%, mientras las inversiones se redujeron en un 8,6%. Hasta mediados de marzo, el PIB estaba creciendo a un ritmo del 2%. El Departamento de Comercio revisará la cifra cuando tenga más información disponible. Goldman Sachs calcula que la caída de la actividad fue en realidad del 8%, mientras JPMorgan Chase apunta incluso a un 11%.

Sea cual sea finalmente, la cifra, advierten los economistas, es sólo un anticipo de lo que se espera en el segundo trimestre del año –“la punta del iceberg”, ha dicho Gregory Daco, economista jefe de Oxford Economics, en la radio pública NPR–, cuando se noten con más fuerza los efectos de las medidas de distancia. Entre abril y junio se espera que la economía se contraiga alrededor del 30%, el comienzo de una recesión –lo que los técnicos definen como dos trimestres de contracción del PIB– de dimensiones históricas.

La cifra de nuevos desempleados durante las cuatro primeras semanas de la pandemia, 26 millones de personas, no tiene precedentes. Alrededor de la mitad de los trabajadores estadounidense han sentido directamente el impacto de la crisis, bien porque han perdido su empleo bien porque han visto reducidas sus horas, según une encuesta de NPR y la televisión pública PBS. Aunque algunos estados han comenzado a reabrir partes de su economía, los principales núcleos productivos del país estarán semiparalizados hasta mediados de mayo como mínimo.

Los escenarios

La Casa Blanca trabaja sobre el escenario de una recuperación rápida desde este verano, cuando se espera que los estados hayan levantado las medidas más drásticas para ralentizar la propagación del virus, pero otros organismos son menos optimistas y apuntan a una depresión de la actividad durante un periodo más prolongado y descartan una recuperación en forma de uve. “No esperamos que el repunte de la actividad sea como simplemente volver a encender la luz”, más bien será algo gradual. “Esperamos el repunte de la actividad más hacia el otoño o el invierno que en el verano”, afirma Daco.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )