Denuncian sobrecostos en contratos de alimentos  realizados por la alcaldía de Polonuevo con objeto de la emergencia sanitaria

Denuncian sobrecostos en contratos de alimentos realizados por la alcaldía de Polonuevo con objeto de la emergencia sanitaria

Ciudadanos denuncian sobrecostos en contratos de alimentos realizados por la alcaldía de Polonuevo los cuales tienes como objetivo principal atender la emergencia sanitaria por el Covid-19, el reporte por parte de la ciudadanía registra que fueron encontrados varios gastos llamativos que evidenciarían un mal uso de los recursos públicos, en medio de la pandemia y de la difícil situación social y económica que está viviendo el país.
 
Por medio del llamado de atención a las autoridades del departamento se manifestó según la publicación de la SECOP I, una violación al numeral 7, artículo 30 de la Ley 80 de 1993, el cual radica en asegurar que las entidades públicas tengan un buen manejo de los recursos que usan y que este no debe ser utilizado en gastos innecesarias que no sean asociados al covid-19, ni a compras que no permitan atender la emergencia, tampoco se pueden hacer contratos que, si bien están relacionados con la situación sanitaria, resultan onerosos.

En el seguimiento preventivo que se realizó se encontró que no hay una concurrencia entre el objeto social del contratista y el objeto contractual, es decir que no se especificó la marca de cada producto perteneciente a la canasta familiar, generando incumplimientos en la norma, puesto que esto influye de manera determinante en el precio y la calidad del producto. Es así, como se pudo observar que se solicitan 4 libras de arroz a un precio de dos mil pesos cada una ($2.000) para un total de ocho mil pesos ($8.000), el precio de este producto según el mercado oscila bastante dependiendo de la marca.

Además se determinó que dentro de este contexto es necesario que se determine a detalle el objeto de contrato y la ejecución del mismo.

La controlaría General y la Procuraduría informaron acerca de la misma situación en varios departamentos del país, para los que desde el 10 de marzo hasta el 5 de abril se habían empleado 37.932 contratos de uso específico para ayudas alimentarias para la población vulnerable, de los cuales sólo 5,198 estaban relacionados con recursos para atender la emergencia de Coronavirus.

De igual manera acontece en el municipio de Polonuevo en el que se encontraron contratos que no cuentan con el acto de declaratoria de urgencia que es requerido para tener en cuenta a la hora de realizarse las debidas contrataciones de alimentos de la canasta familiar en medio de la pandemia.

Se informa sobre reportes económicos incompletos y muy poca información sobre la etapa contractual de cada compra.

Entre otro de los factores de riesgo se encontraron costos elevados en alimentos que componen kits de mercado, elementos de protección sanitaria, elementos médicos, y también especulación de precios altos para atender la emergencia, los cuales generan una diferencia entre lo contratado y entregado por cada mercado la cual es de $ 10.810, que al ser multiplicado por 1.400 mercados (lo contratado por el alcalde) nos da $15.134.000 (quince millones ciento treinta y cuatro mil pesos). 15 millones en sobrecostos con lo que podía comprar 481 mercados más.

Hay compras en las que la suma de las ofertas económicas son superiores a la establecida en los mismos ítems del contrato, «generando costos erróneos», según el organismo fiscal. 

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )