Dudas sobre muerte de niño de 11 años que fue encontrado ahorcado en su cuarto en Soledad

Dudas sobre muerte de niño de 11 años que fue encontrado ahorcado en su cuarto en Soledad

Un doloroso y triste hecho se registró en el barrio Nuevo Milenio del municipio de Soledad, donde un niño de 11 años fue hallado sin vida el miércoles a las 7 de la noche, por su propia madre, en el cuarto del inmueble, con una correa alrededor de su cuello.

Al momento del penoso episodio en la casa estaban el padre del menor y una hermana de éste.

El niño fallecido fue identificado como Andrés David Salcedo Molina, quien alcanzó a ser trasladado hasta un centro de salud, donde los galenos en turno le informaron a los progenitores del niño, que había llegado sin signos vitales.

La inspección del cadáver fue realizada por miembros de la Sijin en turno.

En una información preliminar dada a conocer por la Policìa, se indicó que: “el cuadrante realizó labores de vecindario y la ciudadanía manifiesta que al niño lo maltrataban sus padres y que al parecer ayer en la noche le habían pegado”.

Nunca le pegamos: “mi hijo era un niño enfermo”

En dialogo con la madre del menor, Stefany Molina Lara, ayer en horas de la mañana a las afueras de Medicina Legal, mientras aguardaba la entrega del cadáver de su pequeño hijo.

El ama de casa aseguró y desmintió la versión que la comunidad y vecinos les habían entregado a las autoridades, donde les hacían ver que ella y el papá del niño lo maltrataban.

“Jamás lo maltratamos de ninguna manera y nunca le pegábamos. Mi hijo era un niño enfermo. La gente no debe hablar de lo que no sabe”, expresó la mujer.

Lo encontró tirado en el piso

Sobre lo sucedido el ama de casa narró con detalle lo que habìa sucedido antes de que el niño muriera y las circunstancias en que lo halló en el cuarto de la casa.

“Estábamos viendo la televisión. El programa se acabó y el niño me dice, mamá ya va a hablar el Presidente, agarra la almohada porque estábamos acostados en el piso y empieza a correr de un lado hacia el otro. Sale jugando, y comenzó a jugar a los soldados porque le gustaba mucho. En el momento yo me pego a la ventana, llega el papá, yo lo llamo dos veces, Andrés, Andrés, no me contestó. Yo voy al cuarto y lo primero que veo son los piececitos, pensé que estaba recostado, terminé de cruzar el corredor y lo vi sentado con la correa en el cuello. Mi primera reacción fue quitarselo, cargarlo, entregárselo al papá. Por más que insistimos en un carro no había, nos tocó llevarlo a la clínica en una moto. Cuando llegamos, ya nada se podía hacer por él. Ya no respondía ni reaccionaba”, explicó el ama de casa.

La mujer agregó que “la correa estaba atada a un cordón, no muy apretada. El cordón estaba atado a un tubo de luz que hay en el cuarto”, señaló Stefany.

No fue diagnosticado

Stefany Salcedo, agregó que su hijo desde muy niño sufría de comportamiento alterado y que por tal motivo lo llevó muchas veces al médico para saber el orìgen de ese problema.

“Desde que nos dimos cuenta que algo le pasaba lo llevamos al médico. Mi hijo tiene sus dificultades, nunca fue diagnosticado. Su proceso se paralizó, su proceso se basaba en trastorno generalizado, no era catalogado como un autista, ni como bipolar, ni como esquizofrénico. No tenía un diagnostico definido. Estuvo en un colegio en transición. Lo retiré porque agredía a la profesora y los compañeros. Intentamos hacerle un seguimiento para un tratamiento. No podíamos tener nada de vidrio en la casa porque sus impulsos daban para tirarlo de la nada. Sin que nadie le dijera ni le hiciera nada. Se golpeaba, se sentaba en el piso, y se daba en la espalda. Tenemos historias clínicas que lo que dice es que el tenía un trastorno generalizado de comportamiento. No era un diagnostico definido, no era un diagnostico claro, no lo era”, concluyó la mujer.

Las autoridades se encuentran realizando las investigaciones relaciones con estos hechos.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )