Se instalarán 200 camas y se habitarán  espacios para refugiar extranjeros en el aeropuerto El Dorado

Se instalarán 200 camas y se habitarán espacios para refugiar extranjeros en el aeropuerto El Dorado

El apoyo y la solidaridad con los cientos de extranjeros que están “atrapados” en Bogotá, debido al cierre de fronteras de países como Perú, Argentina, República Dominica, entre otros, ha sorprendido en el aeropuerto El Dorado, donde ya se cuentan con dos pasillos y el área nueva de restaurantes habilitados de manera temporal y se han convertido en un hogar de paso para niños, jóvenes y adultos que esperan un vuelo de regreso a casa.

El Gobierno Nacional ha liderado los protocolos y lineamientos para la implementación de mecanismos y medidas que permitan atender la emergencia del COVID-19 en Colombia de manera eficaz, con el fin de contener la propagación del virus. Pero más allá de establecer una serie de lineamientos de intervención, respuesta y atención del coronavirus, el llamado del presidente Iván Duque Márquez y su gabinete ha sido unir a los colombianos y trabajar todos como equipo para ganar este partido.

Y este partido convoca también a apoyar a quienes requieren de la solidaridad de los colombianos y es precisamente esa regla de juego la que ha adoptado el aeropuerto El Dorado de Bogotá, que además de implementar e intensificar protocolos para garantizar medidas preventivas y evitar el contagio y propagación del COVID-19, ha asumido la responsabilidad de proteger y brindar espacios limpios, confortables y libres de infecciones para proteger a quienes aún no logran conectarse con sus países de origen.

Y, es que ya son cientos de extranjeros entre peruanos y argentinos que siguen sin poder regresar a casa y a medida que pasan las horas sus recursos económicos se reducen, lo que genera angustia y desesperación.

Pero un país lleno de amor ha demostrado que cuando de trabajar unidos se trata siempre hay un espacio para quienes lo necesitan.

Por esto, en la tarde noche se dispusieron 200 camas portátiles y zonas de descanso en zonas públicas de la terminal para los pasajeros que deben pasar la noche en El Dorado.

A esto se sumaron, los establecimientos comerciales ubicados en el aeropuerto, los cuales donaron más de 300 productos entre comidas rápidas, hamburguesas, café, almojábanas, todo con una dosis de amor para hacer sentir al extranjero en casa, un lugar que por lo pronto es de paso, pero con un calor de hogar que los hará sentir protegidos y que los albergará con todas las precauciones y prevenciones que requiere la actual situación.

Mecanismos implementados en El Dorado

Para garantizar que haya una detección temprana de personas que ingresan al país con síntomas de contagio, se instalarán 10 cámaras térmicas de fabricación británica, con precisión de 0,1 grados C, y 3 de fabricación china, con precisión de 0,3 grados C, para detectar posibles casos de personas infectadas con COVID-19.

Estos dispositivos permitirán la toma de temperatura a las personas con gran precisión, sin necesidad de ser manejada por el personal médico, evitando de este modo el contacto primario y reduciendo la posibilidad de contagio. Ya se instaló la primera cámara y las demás serán instaladas en los próximos días una vez vayan llegando al país.

Esta primera cámara se encuentra ubicada en la llegada de los vuelos internacionales, y puede realizar la medición de la temperatura de hasta 15 personas por segundo, con este mecanismo mejoran los tiempos de los procesos médicos adelantados para el control del COVID-19.

Además, la cámara cuenta con reconocimiento facial y almacena información de las veces que la persona se toma la temperatura, lo cual permite controlar constantemente la temperatura a los profesionales de la salud y agentes que tienen contacto con pasajeros en la terminal aérea.

En el aeropuerto Internacional El Dorado se han redoblado esfuerzos para evitar la propagación del COVID-19 (coronavirus), especialmente, teniendo en cuenta la presencia de ciudadanos extranjeros que se encuentran a la espera de ser repatriados a sus hogares, entre ellos, ciudadanos peruanos y argentinos.

Precisamente, para que su permanencia en las instalaciones de la terminal aérea tenga las condiciones mínimas de salubridad y comodidad, la concesión aeroportuaria (OPAÍN) puso al servicio camas portátiles e instaló 200 puntos con gel en toda la terminal para poder cubrir las áreas públicas.

Los dispensadores se encuentran en los módulos de recepción (donde se valida el pasabordo y documento identidad); punto de información; puertas 2 y 3 del segundo piso (por ser de paso masivo); muelles de los pasillos de llegadas de pasajeros (una vez se bajan del avión); entrada de inmigración y antes del reclamo de equipaje en bandas nacionales.

También están en funcionamiento 482 lavamanos, los cuales son abastecidos diariamente los dispensadores de jabón. En cada baño hay información de cómo lavarse adecuadamente las manos, incluso se cambió de desinfectante clásico a cuaternario y se hace vaporización de baños con desinfección profunda una vez al día.

Esta acción se suma al refuerzo de la campaña preventiva en toda el área pública y nacional con más de 200 pendones, 30 pasacalles y afiches, avisos en cajeros automáticos y módulos de check-in, 2000 folletos informativos relacionados con la prevención y medidas por COVID-19.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )