En respuesta al Congresista César Lorduy Maldonado

En respuesta al Congresista César Lorduy Maldonado

Partiendo de la premisa que errar es humano, y dejando claro que algunas informaciones por cualquiera categoría que sea discrecional, se tiene evidente que pueda afectar, influenciar o tomar decisiones y especulaciones que aveces son erradas dañando la moral y el buen nombre del protagonista de la información.

Ante lo anterior, este medio de comunicación ofrece disculpas al congresista barranquillero César Lorduy Maldonado, por la información emitida, donde es acusado de acoso sexual, y que en medio de una investigación adelantada por este portal, no existió tal caso, y solo se trató de un ataque político de algunos de sus contradictores, juego que éste portal noticioso no entra a participar, y por tal motivo fue dada de baja esa información falsa.

Del supuesto material probatorio que se aporta y que corresponde a la “noticia” que fue publicada y difundida por la página que a su vez ha sido difundida y multiplicada por las redes sociales, no se vislumbra siquiera ningún hecho punible, y menos que las conductas y comportamiento allí descritos, puedan calificarse como abuso o acoso de ninguna naturaleza, y menos que tales hechos o conducta se constituyan en patente de corso, para autorizar su divulgación o reproducción difundido o reproducido, violando los más mínimos derechos al ciudadano mencionado, en especial el de su intimidad.

Como soporte de lo antes expresado, éste medio de comunicación recuerda que «la Constitución preserva en el Artículo 15, el hábeas data, el derecho al buen nombre de los ciudadanos sin importar su ideología, condición sexual, social, religión. Somos iguales ante la ley y merecemos el mismo nivel de protección. Y es indudable por tanto que la vida privada le corresponde justamente a esa persona y no al resto de los ciudadanos o al Estado».

Se pone de presente que en el presente caso hubo una transgresión en los límites de la objetividad periodística, el que por cierto tiene límites. Y uno de ellos es que no se puede ejercer en detrimento de inocentes. Lo que se ha publicado solo destruye a una familia indefensa. Ya que No sumaba ni probaba nada, desde el punto de vista periodístico.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )