«Retención ilegal de personas por parte de las FARC-EP»: Fiscalía

«Retención ilegal de personas por parte de las FARC-EP»: Fiscalía

La Sala de Reconocimiento de la JEP informa a la opinión pública que, hasta el 28 de febrero de 2020, día en que venció el plazo para hacer observaciones al caso 01, conocido como el de secuestro, la JEP recibió 272 observaciones de las víctimas a las versiones rendidas por miembros de extintas Farc-EP. Estas observaciones, así como las versiones voluntarias, son sobre hechos y conductas que fueron tipificados en la justicia ordinaria como: secuestro simple, secuestro extorsivo, toma de rehenes, desaparición forzada, entre otros tipos penales.

El 28 de febrero culminó la etapa de observaciones a las versiones, en la cual se consultó a 1.908 víctimas acreditadas dentro del caso 01, se dio traslado de las versiones a las más de 700 que así lo solicitaron y se recibieron 272 observaciones individuales o grupales.

Un análisis preliminar de las observaciones de las víctimas revela los siguientes datos globales:

La mayoría de las observaciones corresponden a desacuerdos con lo afirmado por los miembros de la extinta guerrilla de las Farc-EP sobre el trato que recibían las víctimas. Los temas más recurrentes son las afectaciones a la integridad física y sicológicas sufridas durante el cautiverio por los malos tratos, como los reportados por Ingrid Betancourt. Otros temas sobre los cuales hacen denuncias las víctimas en sus observaciones son el hambre constante, las marchas sin compasión por el estado físico de los cautivos, el ser observados incluso al hacer sus necesidades físicas, ser objetos de burla e insultos de manera constante, y la falta de comunicación con sus familiares. Además, las víctimas reportan algunos casos de violencia sexual, en especial contra las mujeres. En general, las víctimas en sus observaciones consideran que los miembros de la extinta guerrilla no reconocen ni aportan verdad suficiente sobre los vejámenes que padecieron.
En segundo lugar, la observación más común de las víctimas se refiere a preguntas que los miembros de la extinta guerrilla no respondieron, y que las víctimas consideran son aportes necesarios a la verdad plena dentro del caso 01. Muchas víctimas también pidieron a la Sala de Reconocimiento la práctica de pruebas específicas sobre estos temas.
En tercer lugar, las víctimas hacen comentarios sobre el modo en el que se hacen las versiones, como el tono de voz o la manera de referirse a las víctimas, la falta de compasión en las expresiones utilizadas y las palabras utilizadas para minimizar el sufrimiento de las víctimas, en especial la comparación de los lugares y condiciones de cautiverio con cárceles del Estado.
Además, muchas víctimas consideran que las versiones de los exjefes de las Farc-EP siguen un libreto que tiene la intención de “maquillar la verdad” sobre los secuestros cometidos.
A su vez, muchas víctimas en sus observaciones afirman que es falso que los campesinos apoyaban a las Farc-EP, cuando en realidad durante mucho tiempo estuvieron obligados por la fuerza de las armas y la amenaza del castigo.
El 25% de las víctimas que hicieron observaciones permanecieron en poder del Bloque Oriental de las Farc que operó en los Llanos orientales, entre Caquetá, Meta y Guaviare, principalmente. Las víctimas hicieron más observaciones sobre hechos que comprometen a los frentes que hicieron parte de este Bloque.
Las demás, en su orden, fueron hechas por víctimas del Bloque Sur que operó en Caquetá, Putumayo y sur del Huila, así como del Bloque Noroccidental que operó en Antioquia y sus alrededores.
Finalmente, dentro de estas observaciones, las víctimas allegaron un total de 76 demandas de verdad sobre hechos concretos, la mayoría de ellas dirigidas a los Bloques Oriental, Noroccidental y Sur.
Por problemas en la plataforma electrónica, la JEP extendió hasta el 20 de marzo el plazo para que 60 víctimas acreditadas, incluyendo Ingrid Betancur, realicen sus observaciones a estas versiones.

La JEP informa que continuará con las versiones colectivas de los exmiembros de las Farc-EP. Además, convocará a las víctimas a ampliaciones orales de las observaciones en los meses de abril y mayo para profundizar en estas, si así lo desean. La Sala de Reconocimiento culminará su labor de contrastación con la práctica de pruebas en los temas en los que persistan contradicciones y vacíos antes de llegar a una conclusión sobre cuál es el aporte a la verdad plena de los exjefes de la guerrilla en el caso 01.

​Como indica la norma, es en este momento final ante la Sala de Reconocimiento que los jueces hacen una calificación jurídica de los hechos y conductas. En el caso 01 se utiliza el término con el cual la Fiscalía General de la Nación designó su informe: “retención ilegal de personas por parte de las FARC-EP.” Con ello la JEP busca evitar acusaciones de prejuzgamiento al calificar jurídicamente la conducta antes del momento indicado por la ley.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )