Urge la Educación Emocional en los colegios del país para contrarrestar el bullying al que se ven expuestos nuestros menores

Urge la Educación Emocional en los colegios del país para contrarrestar el bullying al que se ven expuestos nuestros menores

La semana pasada salió un artículo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que me dejó preocupada. El informe del Instituto de Estadística de esta entidad señala que, en el mundo, uno de cada tres adolescentes sufre acoso escolar o bullying.

Los datos recolectados a través de encuestas escolares que monitoreaban la salud física y emocional de menores edad, principalmente de zonas de bajos ingresos, demuestra la cruda realidad que hay detrás de este flagelo, es por ello que en nuestro país es indispensable que proyectos como el de Educación Emocional, que venimos impulsando en el legislativo, y que surgiría como una metodología complementaria en los colegios  para mejorar los indicadores de desempeño académico y  prevenir conductas de riesgo en los menores, ojalá sea pronto una realidad.

El drama que viven nuestros niños cuando son víctimas de acoso escolar y la impotencia de la familia ante el drama que ellos viven, hacen que sea necesario la implementación de medidas que contrarreste esta situación. Se requiere una educación integral que fortalezca en ese sentido a nuestros menores. Por eso es importante la Educación Emocional en las instituciones educativas.

Según un trabajo dado a conocer por la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, “el podio mundial del acoso escolar lo ocupan México, donde 7 de cada 10 niños y adolescentes lo padecen todos los días. Estados Unidos con 6 de cada 10 niños y adolescentes y muy cerca China donde casi 6 jóvenes y niños, por cada 10 sufren el flagelo”.

Sin embargo, esa misma ONG explica que en Colombia no es menos preocupante la cosa, debido a que, entre el primero de octubre de 2017 y el primero de octubre de 2018, hubo 2.981 casos de acoso escolar.

Así las cosas, estoy convencida que, con un proyecto integral, como lo es el de Educación Emocional, se logrará prevenir, por un lado, conductas de riesgo en los menores de edad que pueden conducir a situaciones tales como el suicidio y la depresión, los desórdenes alimenticios, el abuso en el consumo de sustancias psicoactivas, la violencia y el acoso escolar o bullying, el ciberbullying y el estrés, entre otras; y, por otro lado, mejorar el rendimiento académico de los estudiantes.

La Educación Emocional es un proceso continuo, permanente y transversal de carácter educativo que, integrado al aprendizaje cognitivo, constituye elementos esenciales para el desarrollo de la personalidad integral del ser humano.  Tiene como finalidad, mejorar la efectividad en los procesos de enseñanza-aprendizaje, al reconocer y valorar la incidencia que generan las emociones en la actividad formativa; y, de otra parte, potenciar el desarrollo de competencias emocionales para prevenir y mitigar conductas de riesgo y generar mayor bienestar social y calidad de vida.

Este un proyecto de ley que necesita del apoyo de todos los congresistas que velamos por la salud, la educación y la protección de nuestros menores, en aras de que sus derechos no sean vulnerados y las cifras, en cuanto a este flagelo, no continúen en aumento.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )