Columna Edgar García Ochoa Flash febrero 3

Me quiero ocupar hoy de un tema que tiene conmovido a la ciudad porque al fin se hizo justicia de un vil crimen que ocurrió hace 26 años a una joven de la sociedad barranquillera que por esas cosas de la vida  fue a una fiesta de un pretendiente cuyo inicio de la amistas le había sido solicitado a su padre y lo que hizo esta vil persona fue asesinarla.

Siempre tuve interés en conocer al papá de Nancy Mestre, la victima del hecho citado.  Y la psicóloga Joselyn Uribe una profesional muy cotizada  pero a la vez muy  inteligente y lista logró que Martin Mestre me invitara a almorzar a su casa.

Fue un almuerzo lleno de muchas emociones porque el papá de Nancy relataba con inmenso dolor todo lo que había ocurrido 25 años atrás que fue cuando se celebró el encuentro.

Pero el reveló que Joselyn espontáneamente se había dedicado a buscar en las redes el paradero del asesino y ella esa tarde parece mentira nos dio muchos datos de lo que pasó en la captura al fin de Jaime Saade.  Según Joselyn, estoy hablando hace un año el asesino vivía en Brasil e inclusive nos mostró al papá de la víctima y a mi fotos de lo que ella creía era el asesino haciendo comparaciones con fotografías de Saade en su juventud.

Cuando Joselyn nos daba esos datos pensé que niña tan inteligente y no me equivoqué, posteriormente a esa almuerzo porque el señor Mestre también contrató detectives se hablaba de que había estado en Barranquilla, lo habían visto y se empezó a hablar en serio de su localización en Brasil.

Cuando se reveló la captura llamé a Joselyn y le manifesté mis respetos.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )