Columna Edgar García Ochoa Flash Enero 3 de 2020

Columna Edgar García Ochoa Flash Enero 3 de 2020

La reacción del  Papa Francisco el 31 de diciembre al demostrar una furia inesperada y supremamente dura,  con una visitante,  a las reuniones dominicales en El Vaticano, no es la primera vez que ocurre.  Y estas manifestaciones de un Ser SUPREMO ante millones de personas por televisión demuestran un carácter fuerte.

Por supuesto se revela que los Papas son seres humanos como las demás personas y sienten igualmente los momentos de ira, angustias y de felicidad.  No son intocables.

Las excusas que dio Francisco a la feligrés reprendida  puede llamarse  como un acto de bondad pero hubiera sido más contundente que la recibiera en las instalaciones del Vaticano.

Lo que ocurre,  es que en los últimos años,  los Papas elegidos perdieron aquella lejanía que había con ellos de los demás católicos.  Era imposible en otras épocas tomarse una foto o una selfie con un Pontífice.  Eran tan lejanos para confraternizar con ellos porque había una aureola de divinidad. Y de Santidad.

Por supuesto que ahora que hay una nueva fasceta conocida de quien dirige los destinos y pensamientos de tantos católicos.  El Papa Francisco es un ser humano como cualquier vecino.

Y ahora hay que pensarlo dos veces cuando lo tengan frente a frente a Francisco porque no se sabe como va a reaccionar. 

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )