Al descubierto el ‘cerebro’ de las contrataciones en el PAE del Atlántico

Al descubierto el ‘cerebro’ de las contrataciones en el PAE del Atlántico

El proceso que se sigue en el marco de las investigaciones por las presuntas irregularidades en el Plan de Alimentación Escolar PAE en el Atlántico, descubrió quién seria el ‘cerebro’ de las irregularidades de este programa en la Región Caribe.

Según el ente investigador, se trata de Alejandro Hernández Vidal, quien ha sido el encargado de controlar una serie de fundaciones que suministraba servicios a Uniones Temporales en los departamentos Sucre, Atlántico, Córdoba y La Guajira por el valor de 780 mil millones de pesos.

En estos momentos Alejandro Hernández se encuentra prófugo de la justicia, y contratando con otras entidades, sin importarle los daños causados a cientos de niños que ingieren estos alimentos de mala calidad.

Los elementos probatorios indican que Hernández Vidal coordinó la Fundación Rey de Reyes, que luego se denominó Fundación Colombia Digna, estaría detrás de las comisión de delitos contra la administración y la fe pública.

Todas estas entidades brindaron sus servicios sin ánimo de lucro, pero con el pasar de los tiempos se fue desprestigiando el servicio de alimentación escolar.

Entre tanto unos de los contratos celebrados fue detallado por la fiscal, ”1072016000013 del 20 de abril de 2016 y el 1072016000123 del 1º de septiembre, celebraron contratos con la Gobernación del Atlántico para la ejecución del Programa de Alimentación Escolar con lo que se apropió de recursos públicos de una cuantía superior de los 3.352 millones de pesos, valiéndose de múltiples falsedades en documento público y documento privado para justificar costos inexistentes en contratos privados”.

Para la fiscal, el ‘cerebro’ de la contratación se valía de los familiares y personas cercanas; ”realizaba constantes cambios de las empresas y razones sociales, y orientando este esquema a la consecución de contratos estatales de alimentación escolar desde el año 2012”, detalló.

La Fiscalía 61 contra la administración pública, ha hallado pruebas de la manera cómo operaban los funcionarios, entre ellas la falsificación de las facturas de compra de los insumos, que eran supuestamente eran entregadas por la empresa proveedora, pero en realidad venden elementos de construcción.

Secretario no vigiló el manejo de alimentos

Por otro lado el ente acusador hizo énfasis que el Secretario de Educación Dagoberto Barraza, no vigiló el contrato y que se cumpliera de la forma establecida.

Es decir, que desconoció la imparcialidad de las entidades, de las uniones temporales contratadas en el Plan de Alimentación Escolar del 2016. Quienes no llenaron los requisitos técnicos y exigidos para el manejo de la alimentación, los cuales se contrataron en ese mismo año.

La responsabilidad del Secretario de Educación, era estar pendiente que el Plan de Alimentación se llevara de la manera correcta a los 20 municipios del Atlántico y que ningún niño se viera afectado con malos alimentos, porciones pequeñas y cambios de minutas como fue el caso de muchas instituciones. Pero esto no fue así, ya que los contratistas hacían lo que fuera con estos contratos, logrando desfalcar por más de 16.400 millones de pesos.

No aceptaron cargos

Luego de todos las pruebas de las Fiscal, se procedió a la imitación de cargos, donde Dagoberto Barraza, no aceptó los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, falsedad en documento público y privado y peculado por apropiación.

Igualmente los otros tres capturados fueron identificados como Emil Pacheco Jiménez, Félix Barrios Ballestas y Uriel Eduardo Reyes.

Para las 8:00 de la mañana de este viernes está prevista la Imposición de medida de aseguramiento, la cual fue solicitada por el ente investigador, debido a la afectación que sufrieron niños de escasos recursos de este departamento.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )