Mindefensa revela detalles desconocidos del armamento que usa el Esmad

Mindefensa revela detalles desconocidos del armamento que usa el Esmad

El país llora y padece el fallecimiento de Dilan. Ante esta fuerza represiva por parte del Esmad, por cada colombiano surgen miles de interrogantes y cuestionamientos si el agente actuó de manera ilegal, ya que “no puede ser disparado directamente al cuerpo”, según el parte de la Policía, a Cruz le dispararon con un “arma de baja letalidad”.

Después que el estudiante Dilan Mauricio Cruz Medina, de 18 años de edad, hace tres días fue impactado por la espalda y se desplomará sobre el piso en medio de un caos por el producto de un proyectil, al parecer de goma, lanzado por agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).Desde ese momento Colombia tienen los ojos bien abiertos sobre esta unidad especial de Dirección de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional de Colombia.

El joven luchaba por su vida en el Hospital Universitario San Ignacio de Bogotá, estuvo agonizando por dos días en cuidados intensivos donde ingresó con un trauma craneoencefálico, tras sufrir dos paros cardio-respiratorios, fallece el lunes como consecuencia de las fuertes lesiones cerebrales sufridas el sábado.

De acuerdo a un documento que el Ministerio de Defensa le remitió al Congreso como parte de un debate de control político, reveló detalles de este Cuerpo Élite que hasta ahora eran desconocidos.

Funciona desde 1999 y su único objetivo es apoyar a la misma Policía cuando algunas situaciones específicas de orden público desbordan sus capacidades. Cuenta con 3.876 integrantes, 3.770 hombres y 106 mujeres, que operan en el país con un presupuesto anual que supera los 490.000 millones de pesos.

El sustento legal para la operatividad de este Cuerpo Élite funciona de manera idéntica en varios países, es la resolución 1190 de 2018, del Ministerio del Interior, y en las 02903 y 03002 de 2017, así como en el instructivo 004 del 28 de enero de 2016, de la cartera de Defensa.

En totalidad, hay 24 de estos escuadrones en el país. En Bogotá operan 3, compuestos por 565 agentes Esmad. La región que le sigue en este número de efectivos es Barranquilla, con 190; luego, entre otras, están Popayán con 189; Cúcuta con 188 y Medellín, con 139.Y la zona en donde hay menos efectivos del Esmad es Valledupar, que cuenta con 136 de estos uniformados.

Armamento de costos e indumentaria

Este comando élite también cuenta con 108 tanquetas para efectuar sus operativos antidisturbios; 48 de ellas son lanza-agua y las otras 60 son para transporte de personal.
En lo corrido del presente año se han adquirido 5 vehículos del primero tipo (lanza-agua), cada uno por un valor de 1.460 millones de pesos: en total se pagaron 7.300 millones de pesos.

En torno al tipo de indumentaria que usa el Esmad, el Ministerio de Defensa asegura que sus efectivos utilizan un protector corporal antimotín, de 1,7 millones de pesos; un escudo antimotín, de 245.000 pesos; un casco antimotín, de $380.000 y una camiseta balística nivel IIIA de protección, de 1,3 millones de pesos.

Y en cuanto al armamento que porta, hay desde lanzadores de proyectil múltiple, avaluado cada uno en 118.000 dólares (unos 413 millones de pesos), pasando por varios tipos de cartuchos eléctricos de gas y de aturdimiento, como marcadoras y esferas de paintball.

De hecho, explican que también usan lanzadores de gas calibre de 40 milímetros, cada uno con un costo aproximado de 639 dólares por unidad, unos 2,2 millones de pesos. “Son elaborados con materiales metálicos de alta resistencia, su funcionamiento puede ser a través de acción doble o acción sencilla de acuerdo con las destrezas del operativo: la apertura del cañón se da a través de oscilación basculante”, dice un documento oficial.

Alcance de las armas

El cañón del lanzador tiene seis estrías con un paso de una vuelta en 120 centímetros, lo cual hace que dé mayor alcance y estabilidad al cartucho que se lance. Y advierte que “la culata del lanzador se adquiere de color naranja, con el propósito de ser identificado como un equipos menos letal”.
Los cartuchos de gas son de 40 milímetros, son elaborados en aluminio de alta resistencia que dentro de su interior cuenta con una submunición con dos puertos de emisión, que en el momento de ser activado genera una dispersión de humo y gas CS por un periodo mínimo de 30 segundos, cada una de las municiones.

Cada uno de los cartuchos puede expulsar las submuniciones a través del lanzador a una distancia de mínimo 120 metros. Cada uno cuesta 13,58 dólares, unos 47.000 pesos.Es importante hacer hincapié que esta información llegó al Congreso de la República para un reciente debate de control político sobre el sector Educación, realizado en la Comisión Sexta de la Cámara, durante el cual también se abordaron el tema de las marchas y el rol que está cumpliendo el Esmad cuando terminan en desmanes.
No obstante, el mensaje del gobierno de Iván Duque fue claro y contundente. En efecto, en ese mismo debate –donde se realizó esta radiografía del Esmad– es que este Cuerpo Élite de la Policía será fortalecido y, por ahora, no se ha pensado ni en su desmonte ni en su reestructuración.

El Estado en discusión

El medio de comunicación internacional BBC Mundo tuvo contacto con el director de departamento administrativo de la Presidencia, Diego Molero para ahondar acerca de la reforma del Esmad. Y la respuesta de este funcionario fue, “en los planes de gobierno para contener las protestas el Smad no está en discusión”.

El gobierno tiene claro que sus Fuerzas Militares y de Policía hacen parte del Estado; aquí no hay negociación de Estado, aquí lo que hay es una conversación para encontrar soluciones a problemas concretos”, afirmó.

Por otra parte, Alirio Uribe Muñoz, excongresista de izquierda del Polo Democrático y abogado de derechos humanos del Colectivo de Abogados una ONG, difiere que apenas colocan el Esmad en la calle en el marco de una manifestación, automáticamente genera violencia, porque no cumple una labor disuasiva, sino al contrario generan violencia.“El compromiso del Estad no múltiples homicidios ha hecho que pierda su credibilidad en múltiples homicidios que han hecho”.

Para nadie es un secreto que el Paro Nacional ha dejado un verdadero desgaste físico en miles de uniformados en la ciudad capital de Colombia, Bogotá.Decenas de heridos, más de 13 investigados por posibles excesos de fuerzas o malas prácticas durante procedimientos y una importante inversión económica por parte del Distrito para apoyar su operación. Según información oficial de la Secretaría de Seguridad, en alimentación (refrigeración y almuerzos)se han invertido más de 1.152 millones de pesos y en combustible, $151,426,000, para un total de 1.300 millones de pesos.
No hay claridad sobre por el tipo de armas que causó el impacto, que se incrustó en el cerebro del joven al penetrar por la parte posterior de la cabeza.Se sabe que el proyectil fue recabado por las fuerzas policías y está manos de la Fiscalía.

El Estado debe tener unos límites para someter a una fuerza: Roberto Tapia Ahumada
Roberto Tapia Ahumada, abogado constitucionalista y administrativista señaló, “el Estado debe tener unos limites para poder hacerse presente en una manifestación, cuando se pasan esos limites la falla es en el servicio lógicamente”.
Cuando el Estado se pasa en someter a una fuerza represiva, es razón susciten para que haya una condena en un proceso de tipo administrativo.Ahora este caso pasó a formar parte de un homicidio agravado y la pena sería entre 20 a 60 años
Anotó, los padres y familiares de Dilan en estos momentos cualquier demanda que interpongan la ganarían por el uso de la furia abusiva por parte del Estado.Surge la polémica para tratar de enjuiciar al Estado por el tipo de armas que usa y la presión innecesaria utilizando los limites de gas, sobre qué monto se va a demandar en ese caso y direccionarlo hacia la jurisprudencia del Consejo de Estado para mirar las intenciones al futuro, dijo el abogado constitucionalista.

¿Por qué no han renovado el armamento disolución del Esmad?

¿Es convencional el armamento del Esmad?

El Estado debe responder por el abuso de poder y la falta tan grave que se cometió con el joven, hoy en día deja a muchos dolientes de su muerte.El Estado aún sigue omitiendo la clase de barbaries que ocurren con su sistema de seguridad nacional.Queda en evidencia que la protección y seguridad que deben tener los ciudadanos en un país como Colombia, es inoperante y frágil, en vez de sentirnos protegidos, más bien salimos en busca de la muerte.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )