Al final de la marcha, fuertes disturbios en varios puntos de Bogotá

Al final de la marcha, fuertes disturbios en varios puntos de Bogotá

Estaciones de TransMilenio destruidas, enfrentamientos entre manifestantes y el Esmad, quema de contenedores de basura, tráfico colapsado, vías destruidas, locales comerciales afectados y vándalos haciendo de las suyas en el centro de la ciudad, es el balance de la jornada de paro nacional en Bogotá.

Los disturbios en la Plaza de Bolívar terminaron con la evacuación de quienes se quedaron en el lugar, tras la llegada de las concentraciones. Pese a que varios manifestantes impidieron que se dieran nuevos enfrentamientos entre encapuchados y el Esmad, algunos levantaron los grandes telares que protegían el Palacio de Liévano y comenzaron a tirar piedras y botellas.

Una de las localidades más afectadas fue Suba, donde desde horas de la mañana el tráfico se vio afectado por las multitudinarias marchas. En horas de la tarde, los vándalos fueron protagonistas de desmanes en locales comerciales e incluso quemaron algunos contenedores de la basura, que ardieron en llamas en cuestión de segundos.

Un bus del SITP fue vandalizado cerca del Parque Simón Bolívar. Los vándalos pincharon las llantas y lo pintaron con mensajes aluisvos al paro nacional.

Asimismo, momentos de angustia vivieron usuarios y funcionarios de Transmilenio en la estación Avenida Jiménez, en el centro de la ciudad, por cuenta de los enardecidos manifestantes, que amenazaban con destruir todo a su paso.

Sin duda, uno de los momentos más preocupantes y angustiantes se presentó en plenas instalaciones del Congreso de la República, cuando decenas de vándalos intentaron ingresar y tomarse el Capitolio Nacional.

Publicidad

La Universidad Nacional fue el epicentro de fuertes disturbios entre estudiantes y manifestantes con integrantes del Esmad. La calle 26 y la carrera 30 sufrieron afectaciones en la movilidad.

Graves daños sufrió la sala de velación de la Policía, en la calle 63 con carrera 56, cuando decenas de vándalos lanzaron piedras contra las instalaciones y pintaron sus paredes.

El Palacio Liévano, sede de la Alcaldía de Bogotá, también fue blanco de los vándalos. El edificio resultó con serias afectaciones en su fachada.

P

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )