Detalles de las pruebas de la Fiscalía contra los hijos de Aida Merlano

Detalles de las pruebas de la Fiscalía contra los hijos de Aida Merlano

La Fiscalía asegura que el odontólogo Javier Cely y los dos hijos de la excongresista dieron un apoyo “valioso” para su escape que, además, fue planeado con antelación. Tanto Cely como Merlano hija se declararon inocentes. Testimonio de una compañera de prisión, clave.

El 1 de octubre de 2019 la excongresista Aida Merlano Rebolledo, condenada a 15 años de prisión por fraude electoral, se fugó de las autoridades. Lo hizo saltando desde una cuerda roja que ató a un mueble ubicado al interior de un consultorio odontológico en donde el profesional de la salud Javier Cely la estaba atendiendo. Según la Fiscalía, todo fue planeado con antelación y logrado con éxito gracias a la ayuda “valiosa” tanto de Cely como de sus dos hijos: Aida Victoria Merlano y su hermano menor de edad.

Todo ocurrió en el consultorio 314 del centro médico La Sabana ubicado al norte de la capital. Según la Fiscalía, “la fuga fue planeada por antelación” y en ella cada quien tenía un rol. Según el fiscal Jaime Duque, quien realizó la imputación de cargos, en un momento los tres salieron del consultorio y es allí cuando ella aprovecha y se lanza desde el tercer piso “ayudada de guantes. Se cambió la vestimenta. Elementos que fueron ingresados allí por sus hijos”.

“La madre, su hija Aida Merlano, y el profesional Javier Cely se infiere de que utilizaron al adolescente para hacer parte de ese plan de fuga que se llevó a cabo. El profesional y los hijos de Aida Merlano prestaron una ayuda esencial para su cometido y así evadir la pena que le fue impuesta”, dijo el fiscal. ¿Cuál fue el rol de cada uno, según la Fiscalía?

“La fuga se venía planeado con antelación, de ahí que cada uno tuvo un rol esencial. Aida Victoria y su hermano tenían el rol de llevar la reata, de valerse de su hermano para generar distracción, facilitar la fuga por la ventana. Y del doctor Javier Guillermo permitir el espacio para ejecutar la fuga, que se acondicionara el amarre de la cuerda a través de la ventana, el cambio de prendas de la fugada”, aseguró el fiscal.

Según el ente investigador, una vez salieron los hijos del consultorio, el odontólogo Javier Cely sacó un morral negro, que habría sido ingresado por el adolescente, y-al ver en el piso la cuerda-la habría ocultado con el pie. Por esa razón la Fiscalía les imputó a Cely y Merlano hija los delitos de uso de menores de edad para cometer delitos y fuga de presos como partícipes. Ambos, a su turno, dijeron: “no acepto los cargos”.

Para sustentar estos señalamientos y para pedir cárcel para ambos procesados, la Fiscalía realizó análisis de los videos que registraron la fuga y varias entrevistas como a las guardianas que del Inpec que tenía ese día la excongresista, como a sus compañeras de patio en El Buen Pastor. Uno de ellos, revelados en audiencia, fue de Blahca Jazmín Becerra, condenada a 26 años por el cartel de la devolución del IVA. Y fue explosivo: primero, porque sugiere que todo estaba planeado y, segundo, porque menciona quién sería el hombre que la recogió en una moto.

La entrevista realizada por los investigadores Becerra relata hechos que, en su criterio, son extraños. Primero, que los hijos y sus amigas, no fueron a visitarla el día anterior al penal; que el exnovio de Merlano supuestamente se llevó buena parte de las pertenencias de la excongresista en bolsas durante su última visita, dejando prácticamente vacía la celda. Además, que Merlano en días antes de su fuga pasó de la celda que supuestamente tenía “para ella sola” al patio con el resto de reclusas.

“La celda quedó prácticamente vacía. Los muebles que ella tenía, que se encontraban en la celda dos, esta mañana ya los muebles se encontraban en la celda 3 que pertenece a Tatiana Oliveros y Margarita Díaz”, leyó el fiscal sobre el testimonio de Becerra. La exfuncionaria de la Dian dijo que en su rol de contestar el teléfono para las reclusas, supo que el hijo de Tatiana Oliveros la llamó y “ella le manifestaba que no se preocupara, que no iba a pasar nada, que solo iba a llevar la cuerda”.

.¿A quién beneficia la fuga de Aida Merlano?

“Ella salió con un jean azul del centro carcelario. Cuando pasan la noticia ella ya no lo tiene sino uno blanco, ese pantalón ella lo había llevado a la lavandería. En el video aparece en el escenario una mujer de chaqueta azul, al parecer con una peluca, la cual en el momento en que ella se cae de la cuerda la toma de la mano y la lleva hacia la moto y le hace la entrega de algo. Ella tiene la contextura física y su forma de caminar a Sonia León, la pude reconocer yo y otras compañeras que vieron la noticia”, narró.

Según Becerra, “el de la moto tiene la misma contextura de una persona que la visitó el sábado que se llama  (Jeico o Jacob) quien era su pareja sentimental”. A los investigadores, la exfuncionaria aseguró que, para ella, “esto ya estaba planeado con anterioridad. Yo traté de informar las novedades que se venían presentado con Aida Merlano pero nunca fui escuchada”.  Otro testimonio relevante es el de una dragonenante del Inpec que reconoció que hubo una vulneración a los protocolos de seguridad.

¿Por qué? Porque se permitió a Merlano compartir en el consultorio con sus hijos cuando esto no está permitido. “Cuando recibí el servicio ellos ya estaban ahí. Ya no los podía sacar porque sé que hay un choque con ellos y ya mi compañera había dado el permiso. Entonces no los saqué”, relató la guardiana que explicó que llegó en la tarde, a relevar a una compañera, por órdenes de sus superiores.

De otro lado, la guardiana relató que, en un momento, Cely le dijo que se tenía que ir, que parecía apurado, y que detrás de él salieron los hijos de Merlano. Todo le pareció sospechoso, ingresó al consultorio, vio por la ventana y vio la cuerda. “Salí corriendo y gritando avisé a mi compañero que Aida se me había ido. No alcance a ver las placas. Seguí caminando y no vi nada. Mi compañero empezó a avisar ”, relató. La guardiana, además, dijo a la Fiscalía: «Me encontraba sola, ¿si ella tenía un nivel de seguridad tan extremo por qué no me mandaron en compañía de alguien más?

Perfiles, videos y una pista anónima

Para la Fiscalía, la fuga de Merlano es una “burla a la justicia”. En su criterio, es necesario que la hija de la excongresista y el odontólogo Javier Cely sean enviados a la cárcel. Para ello, hizo un análisis de los videos de cámaras de seguridad, para indicar que hubo entre ambos y el hijo menor de edad de Merlano actuaciones para apoyar la fuga. Además, dejó entrever que en este caso se vienen más procesados ya que «no se descarta» la participación de más personas».

Entre ellas, que Aida Victoria Merlano le habría entregado un celular a su madre, que se guardó en el brassier. Que, en un momento, las dos mujeres se aproximaron a ver por la ventana; y que se aprecia a Merlano mamá amarrar la cuerda a la pata de un mueble. El ente investigador, además, hizo un análisis técnico para confirmar la identidad de las personas que estaban en el consultorio, cotejando las imágenes del video con fotos de ellos bajadas de redes sociales.

Para la Fiscalía, es claro que hubo un plan y que contratar un costoso procedimiento odontológico fue parte de ello. «Coordinación que realizó (la excongresista Merlano) para que sus hijos llegaran al edificio, coordinación de los diferentes elementos utilizados, entre ellos la fuga, pues debió realizar el cálculo de cuántos metros se necesitaban». Y resaltó otros puntos como: la constante ida al baño de Merlano a la oficina del dueño del consultorio, el uso de ropa deportiva y la coordinación de una persona que la recogiera.

Igualmente, el ente investigador considera que Javier Cely sabría del plan porque vio a Merlano con la cinta roja y, en dos ocasiones la habría visto en el piso y tratado de ocultar, según el análisis de los videos. «Se logra desvirtuar lo manifestado por él en la entrevista, en donde indica no haber visto ninguna soga en el consultorio. Se detalla una imagen en donde se puede apreciar un abrazo mutuo entre la señora Aida Merlano y el doctor Javier Cely momentos previos a la salida, eso sería una contradicción a la entrevista teniendo en cuenta que dijo que no tenía ninguna relación amistosa y afectiva», señaló el fiscal.

Tal vez uno de los elementos más relevantes que se presentaron en la diligencia fue que, por información de una fuente humana, la Fiscalía realizó un allanamiento a un inmueble en Bogotá en el barrio Santa Catalina, de la localidad de Kennedy, en donde se pensó que podría estar la excongresista Aida Merlano. El fiscal Martín Cortés, dijo que esa prueba fue entregada a un juzgado en la madrugada del 4 de octubre quien dio su visto bueno a la diligencia que se realizó ese mismo día, entre las 6:32 y las 8:18 de la mañana.

“¿Con qué finalidad? Establecer si en ese lugar se encontraba la persona que se encontraba ya con orden de captura y también buscar elementos materiales de prueba”, dijo el fiscal. El fiscal reveló que la fuente humana entregó esa información el día 3 de octubre y que se corroboró que en el inmueble aportado por la fuente “existen y en el mismo se han evidenciado la presencia de personas que por sus características (físicas) pueden coincidir con aquellas personas que fueron indiciadas”.

Se trata de un edificio con fachada de ladrillo, de tres pisos, ubicado en la calle 11c #80b-39 y allí se encontró una “hoja de papel a nombre de Aida Merlano, una fórmula médica a nombre de Aida Merlano, por lo que sí existe una relación. Ese documento sí nos indica que quienes allí habitan sí tienen una relación o por lo menos conocen (….) para encontrar una fórmula médica en ese lugar”, agregó el fiscal. Por ahora, la definición de si Aida Merlano hija y el odontólogo Cely van a la cárcel quedó para el próximo martes 8 de octubre.

Tomado de elespectador.com

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )