jueves, mayo 26, 2022
El tiempo - Tutiempo.net
InicioOpiniónInfante de marina asesina a compañeros

Infante de marina asesina a compañeros

Por Jaime Vélez Guerrero.

En una unidad militar se volvió a presentar un hecho criminal. Ahora le toca el turno al archipiélago de San Andrés. Esto sinceramente es de gran preocupación, pues ya no son situaciones aisladas sino reiteradas en la amplia esfera castrense y policial, quienes   observan los homicidios en los componentes de las fuerzas armadas de Colombia como algo sin mucho interés, pero se han equivocado, puesto que tales muertes si amerita un estudio profundo y una estrategia a seguir. 

Los homicidios en masa, en esos lugares militares van a continuar presentándose   hasta que no se le dé la debida atención multidisciplinar. De no ser así habrá más actos   crueles y desalmados por parte de los mismos profesionales de las fuerzas armadas. 

Otro elemento que habitualmente se protagonizan en las instalaciones castrense, es el abuso del consumo de drogas y la mezcla de estas, las cuales son realmente garrafales para la conducta humana. De toda manera sino existe un seguimiento médico en los batallones o cualquier sitio que concentren   policías y militares, los asesinatos en masa y el suicidio se seguirán ocurriendo. 

Es claro que el acto criminal ejecutado por parte de un miembro de la Fuerzas Naval   podría ser consecuencia de un trastorno de estrés postraumático, la cual habría podido adquirir en su entorno   profesional castrense, ya que estos   viven permanentemente un estado de zozobra, producto de la violencia desatada por los grupos armados ilegales y delincuencia común. Desde mi punto de vista el homicidio en masa que ejecuto el infante de marina contra sus colegas no fue un proceder consciente y voluntario, pues su modus operandi indica que estaría sumido en una afección de salud mental sin tratamiento. 

Con relación a este episodio los familiares del militar   que acribillo a varios de sus compañeros, y que posteriormente se quitó la vida, podrían demandar al estado por la omisión de no cumplir con estrategias, programas y tratamientos de salud mental para el suicida. Es que el padecimiento del Infante de Marina fue producto de la actividad profesional que le prestaba al Ministerio de Defensa Nacional. 

Este trágico evento tiene que llamar la atención   a los jefes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pues los lugares donde se concentran o se albergan los militares y policiales son precarias, además los funcionarios especialistas en enfermedades mentales deben de estar diagnosticando persistentemente al personal militar y policial para saber a ciencia cierta el grado de deterioro que tiene su comportamiento. 

Pero no se puede ignorar también, el estudio profundo de la conducta del militar en el seno familiar, lo cual sería de gran valor para poder analizar su comportamiento en el campo laborar. Creo que para esto casos, la actividad profesional psiquiátrica y criminológica   son las   mejores en razón a que   previene, diagnostica y trata a tiempo al paciente. 

Así como las instituciones policiales y militares son amplias también debe ser la política de prevención y solución de la problemática que invaden a estos organismos del estado. Con respeto a lo anterior habrá que aplicar el aforismo de Hipócrates de Cos “A grandes males, grandes remedios”. JAIME VELEZ GUERRERO 

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Predial
Predial
Predial
Predial
Predial

Most Popular

Recent Comments