Emisoras de la cadena La Libertad no son piratas: Unidas y 1220...

Emisoras de la cadena La Libertad no son piratas: Unidas y 1220 con más de 30 años de existencia

115
0
Compartir
Considerar a Emisoras Unidas en la frecuencia 720 KHZ y 302.3 MHZ y Emisora 1220 AM en 1220 KHZ y 313.1 MHZ como ‘piratas’ es una malquerencia y desacierto puesto que fueron constituidas legalmente por Roberto Esper Rebaje y hacen parte de su legado de medios LA LIBERTAD. 
Otra cosa es que a raíz de su fallecimiento estas estaciones pasaron a conformar piezas sucesorales, razón por la cual se les solicitó al Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones una prórroga mientras se adelantaban los trámites legales herenciales, el cual fue concedido durante el Gobierno pasado, pero a última hora se toma otra determinación y de manera abrupta irrumpen en la edificación del Diario LA LIBERTAD un “Bloque de Búsqueda” integrado por  miembros del CTI de la Fiscalía, hombres del Batallón No. 2 de Policía Militar, Miembros de la Sijín, funcionarios de la Agencia Nacional de Espectro, ANE -, quienes armaron un ‘show mediático’.
Lo más raro es que esta parafernalia no la armaron en las otras estaciones radiales donde se llevaron a cabo los operativos de allanamiento que incurrían en el uso ilegal del espectro, lo cual es una prueba que el operativo realizado venía orquestado para poner en tela de juicio a las  emisoras y a sus directivos.
Por ello desde esta tribuna exigimos respeto por la memoria de Roberto Esper Rebaje , quien constituía un ícono de las comunicaciones en la ciudad de Barranquilla, un hombre que con trabajo arduo sacó adelante por más de 40 años la Cadena Radial La Libertad y los periódicos LA LIBERTAD, LA VERDAD y EL ESPACIO, dentro de los parámetros legales sin necesidad de ir a la clandestinidad, ni mucho menos hacer uso de la piratería, como lo deja entrever el comunicado que expide la ANE y lo replican ciertos colegas, quienes hacen énfasis en la tachadura de piratería y clandestinidad.
Somos conscientes que sí se han presentado impasses a raíz del fallecimiento del fundador y creador  de los medios de comunicación pero eso no quiere decir que se trabaja desde la ilegalidad y mucho menos haciéndole ‘conejo’ al Estado.
Que triste que tengamos que hacerle la observación a algunos colegas que se formaron y hoy son lo que son gracias a la oportunidad que les brindó don Roberto, de que usaran sus micrófonos y plasmaran sus letras en el Diario LA LIBERTAD. Esa misma ‘escuela’ que fue y sigue siendo para muchos colegas, la usaron los hoy consagrados periodistas como vitrina para que los conocieran y se consolidaran como profesionales de gran talla.
Esos que ayer pasaron por esta redacción y estaciones radiales, son los mismos que replicaron, sin conocer de fondo, que Emisora Unidas y Emisoras 1220 integran el grupo de las estaciones clandestinas y piratas atendiendo las especificaciones de la ANE. Por favor no hay derecho, en la vida hay que ser agradecidos y honesto con quien te impulsó en el periodismo.
Quienes tuvieron la oportunidad de conocer a Don Roberto Esper Rebaje, pueden dar fe que era un hombre de negocios, impulsor de empresas, líder cívico que amaba a su ciudad y que con su tesón y olfato de empresario se consolidó y ganó el respeto en el mundo del periodismo y es lamentable que por pretensiones políticas, económicas y de lucha de poder, su nombre hoy esté siendo mancillado.
No es justo que divulguen y atiendan un comunicado amañado a los interés particulares y que tomaron como serviles a las fuerzas del Estado para armar el teatro y se olviden de quién fue Don Roberto Esper Rebaje.
¿Por qué no fueron solidarios con directivos, periodistas, locutores y empleados?. Ellos sí, víctimas del desfase de poder, de los que se angustiaron y vivieron momentos de terror por el proceder de los funcionarios de la Fiscalía, por los desmanes cometidos contra los equipos, por la intimidante presencia de soldados exhibiendo sus armas, y por la presión del helicóptero de la Policía que sobrevolaba la edificación.
Basta ya de tantos atropellos, basta ya de tantos parapetos para agradar y de paso hacerle “el mandado” a los detractores del grupo de medios LA LIBERTAD y a quienes quieren infringir el terror y de paso, coartar la libertad de expresión y ponernos una mordaza, aniquilando lo que con tanto esfuerzo legó para la ciudad, el gran patriarca don Roberto Esper Rebaja. ¡No más!, exigimos respeto y derecho al trabajo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA