Digno Palomino: el hombre más buscado en Barranquilla

Digno Palomino: el hombre más buscado en Barranquilla

628
0
Compartir

Descuartizamientos, desapariciones forzosas, atentados con armamento militar e innumerables listados de extorsiones a comerciantes y ‘vacunas’ a expendedores de drogas hacen de alias ‘Digno’ el hombre más buscado en Barranquilla.

Digno José Palomino Rodríguez nació el 7 de abril de 1986 en el barrio Barlovento, es el tercero de seis hermanos proveniente de una familia de escasos recursos.

Desde muy temprana edad comenzó a delinquir, robaba celulares, carteras y relojes mediante atracos o raponazos y aunque alcanzó a cursar el bachillerato sus ideales nunca estuvieron dentro de la legalidad.

A ‘Digno’ lo capturaron por primera vez el 25 de julio de 2008  por el delito de tráfico y porte ilegal de arma de fuego, lo que le valió una sentencia de 24 meses de prisión. A partir de ahí acumuló otras cinco anotaciones y nuevos ingresos a la cárcel.

Digno y Jorge Eliécer Díaz Collazos, alias Castor, que por esos días también cobraba protagonismo en el hampa local bajo el apadrinamiento de los hermanos Juan y Bryan Borré Barreto, se conocieron en 2012 en la cárcel Modelo.

En 2013 cuando ‘Castor’ salió de la cárcel Modelo fue a buscar a Digno, para ese entonces considerado por las autoridades, un ‘capo’ de Barlovento y zonas aledañas.

‘Castor’ y Digno se convirtieron en el primero y el segundo al mando de ‘los Costeños’, la banda que extendió sus tentáculos a lo largo de la localidad suroriental de Barranquilla y los municipios Soledad, Galapa y Malambo.

-Negocio familiar-

Digno compró armas, enlistó pilotos de motos y sicarios, todo lo que requería para “convertirse en el brazo armado” de ‘Castor’, y ejecutar las misiones de ‘los Costeños’ y para eso incluyó en el círculo delictivo gente de su confianza: su familia.

Su hermana mayor, Lérida Palomino Rodríguez, alias Yeya, marcaba las víctimas y cobraba extorsiones, al igual que su hermano menor, Hanner. También vinculó a un sobrino, Emerson Andrés Morón Palomino, hijo de Lérida y para mover el dinero luego de los cobros y consignarlo en sus cuentas, Digno depositó su confianza en Edith Luz Pérez, la madre de su esposa, Yelena Bustamante, con quien tiene dos hijos menores de edad.

El capo de los Palomino extendió sus cargos en la familia de su esposa, al designar como sicario de la organización a su cuñado, Mairo José Bustamante Pérez. “Todos residían en la casa paterna, en la carrera 50B con calle 9, y se dice que él pagaba sicarios para que los protegiera mientras dormían y montaran guardia fuera de la residencia”, añadió una fuente.

-Golpes policiales-

La policía a logrado darle golpes fuertes a Digno y ‘los Costeños’.

El 9 de diciembre de 2014 uniformados arrestaron a Mairo Bustamante Pérez, cuñado de Digno.

El 25 de octubre de 2016 la Policía capturó a 13 presuntos miembros de esta banda y cayeron Lérida Palomino y su hijo Emerson Morón.

El pasado 17 de marzo cayó Edith Luz Pérez, suegra de Digno.

Y aunque no forma parte de la familia la captura de Francisco Javier Lugo, alias Ronaldinho, fue otro de los golpes fuertes a Digno y su banda ya que se le vincula en 10 casos de homicidios atribuidos a ‘los Costeños’.

Ronaldinho sería el responsable de los descuartizamientos de William Manotas (abril de 2015), de un joven conocido con el alias Niñito, y la desaparición de la joven Daniela Pinto Lozada, de quien se presume fue desmembrada y enterrada en el barrio Bendición de Dios.

“Es poco lo que falta. Lo estamos buscando hasta debajo de las piedras”, expresó el comandante de la Policía Metropolitana, el general Mariano Botero Coy, para referirse al caso Palomino.

El círculo del ‘capo’ se continuó cerrando el pasado 26 de agosto, cuando fue capturado Bernardo Enrique Navarro Seguro, alias el Gordo, primo de Digno Palomino.

Mientras, las autoridades tienen conocimiento de que Digno está todavía en el país, “presumiendo de sus camionetas en redes sociales y de su esposa, a quien la mandó a operar de senos y glúteos”, según comprobó la Policía luego de escuchar un par de interceptaciones telefónicas.

-Los últimos pasos de Palomino-

El pasado lunes, 9 de julio de 2018, el general Mariano Botero, comandante de la Mebar, dió a conocer que Digno Palomino habría ordenado el asesinato y desmembramiento de Reynaldo Krautz, hombre hallado en el patio de una casa en La Bendición de Dios.

Según el general Botero este hombre “hacía parte de la banda de este individuo. Y la determinación de matarlo es porque de una o otra manera no mostró obediencia a Digno Palomino”.

Las autoridades hallaron en la vivienda huellas dactilares que son fundamentales para establecer quiénes son los responsables de este crimen atroz. En total fueron encontradas cinco huellas diferentes.

Este lunes fue capturado, cerca de la vivienda donde hallaron el desmembrado, un joven de 23 años, apodado como ‘El Peluquero’, quien tenía en su poder una pistola 9 milímetros y quien podría estar vinculado con el asesinato de Krautz.

Pero muchos se preguntarán ¿Porqué la Policía no ha podido capturar a Palomino?

Ante esta interrogante la Policía explicó “siempre está huyendo de su sitio de acción, que es La Bendición de Dios, La Luz, La Chinita”

Ante esto el bloque de búsqueda especial conformado por Ejército, Policía, Armada Nacional, Fuerza Aérea y la Fiscalía realizaron la noche del 10 de julio de 2018 un gigantesco operativo en el barrio Bendición de Dios en busca de información que conlleve a la captura de Digno Palomino y alias ‘Castor’.

Las autoridades ofrecen hasta 50 millones de pesos por estos dos hombres, quienes se han convertidos en los delincuentes más buscados y están en la primera línea de objetivos de las Fuerzas Armadas en Barranquilla.

El general Mariano Botero Coy hizo un llamado a la comunidad a unirse a este operativo y a denunciar para lograr juntos el éxito de esta misión.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA