Alias ‘Otoniel’ y ‘Fabián’, los hombres detrás de los enfrentamientos en Chocó

Alias ‘Otoniel’ y ‘Fabián’, los hombres detrás de los enfrentamientos en Chocó

69
0
Compartir

La disputa es por el corredor de salida al mar, un sector que era controlado por la antigua guerrilla de las Farc.

El país tiene los ojos puestos en las comunidades indígenas del norte del Chocó, donde 5.000 personas están confinadas por enfrentamientos entre el Clan del Golfo y el ELN.
El norte de Chocó es una región que tiene todos los factores de inestabilidad pensados. Entre el Carmen del Darién y Riosucio hay corredores de movilidad del narcotráfico y de la extracción ilícita de oro; esa es la razón de la disputa.
 
“Por el Carmen del Darién, o Cubaradó, como lo llaman los indígenas, salen todas las rentas ilegales que se producen en el Nudo del Paramillo, en el Bajo Cauca y en Urabá Antioqueño, porque esa es la salida al Océano Pacífico. Ahí está el ELN y el Clan del Golfo: hay narcotráfico y grandes sembrados de coca, hay comercio ilícito de especies de fauna y contrabando”, explicó el comandante de la Séptima División del Ejército, general Juan Carlos Ramírez, quien parte de ese coctel ilegal para explicar lo que pasa en Chocó.
Ahora, los enfrentados son el frente de guerra occidental del ELN que tiene como cabecilla a ‘Fabian’, un delincuente que desde el sur de Chocó imparte las órdenes para la zona norte, donde están las estructuras del frente Néstor Tulio Durán y Manuel Hernández, El Boche, comandados por alias ‘Bernardo’ y ‘Marta la Abuela’. El otro bando es del Clan del Golfo, que en la zona norte de Chocó tiene tres estructuras al mando de ‘El Negro Perea’ en la zona de Acandí, alias ‘Wilson’ y ‘Pate Perro’, que reciben órdenes directas de alias ‘Otoniel’.
La disputa es por el corredor de salida al mar, un sector que era controlado por la antigua guerrilla de las Farc.
 
“En la zona hay comunidades indígenas y áreas humanitarias que también crean inestabilidad, porque no dejan que el Estado imponga la autoridad en esos territorios al impedir el ingreso del Ejército. En este momento hemos hecho reuniones con las comunidades para pedir que nos dejen entrar”, dijo a Blu Radio el comandante de la Séptima División del Ejército.
En Chocó hace presencia la campaña policial y militar “Titán”, que tiene 6.000 hombres en todo el departamento.
Para resolver el confinamiento de las comunidades en Chocó, el Ejército reforzó la presencia en la vía que comunica el norte del departamento con Mutatá en Antioquia, que pasa por Pabarandó y llega al Carmen del Darién. Es la salida a la crisis mientras se controlan los ríos, que son el medio de comunicación en ese departamento.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA