Reclutamiento de menores aumentó 100 por ciento en 2018: Miguel Ceballos

Reclutamiento de menores aumentó 100 por ciento en 2018: Miguel Ceballos

44
0
Compartir

Según el alto Comisionado para la Paz, al abrir la puerta de una renegociación de protocolos “Pablo Beltrán le da la espalda a Noruega y Cuba”.

Un atentado al oleoducto Transandino en Putumayo, una amenaza de paro armado en el Catatumbo, además de alarmantes cifras de reclutamiento de menores de edad por parte de grupos armados ilegales son algunos de los temas críticos que enfrenta el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, quien explicó a BLU Radio el panorama del posconflicto en Colombia tras varias semanas de la ruptura de diálogos con el ELN.

El funcionario se refirió a una reciente entrevista de Pablo Beltrán, representante del ELN en el fallido proceso de paz en Cuba, quien dijo que esa guerrilla estaría dispuesta a negociar con el Gobierno Duque unos nuevos protocolos para definir el destino del grupo de negociadores tras el levantamiento de la mesa.

En opinión de Ceballos, con esa declaración Beltrán le da la espalda a Noruega y Cuba, que han venido defendiendo la aplicación de ese protocolo: “Resulta bastante sorprendente ver que está dispuesto a no seguir en unos protocolos en los que sí insisten Cuba, Noruega y varios expertos y analistas colombianos”.

“Eso denota que la organización en este momento -al menos lo que podemos ver- está en una crisis porque quiere defender a toda costa la mesa, aun renunciando a unos protocolos que tanto defendió”, agregó.

En ese mismo sentido, fue enfático en decir que “la posibilidad de sentarse a negociar unos protocolos no existe”.

“Nosotros como Gobierno hemos sido claros en condenar el acto terrorista y en pedirle a Cuba la entrega inmediata de todos aquellos que hacen parte de la delegación negociadora del ELN, especialmente aquellos que hacen parte de la dirección nacional y el COCE”, concretamente Pablo Beltrán, Aureliano Carbonell y alias ‘Gabino’, a quien el Gobierno había pedido que fuera entregado a las autoridades colombianas desde antes del atentado contra la Escuela General Santander, el pasado 17 de enero.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA