Joven que escapó de Arabia Saudita llegó a Canadá tras recibir asilo

Joven que escapó de Arabia Saudita llegó a Canadá tras recibir asilo

58
0
Compartir

Rahaf Mohamed al Qunun apostató del islam y huyó de su familia y del régimen de tutela masculina de su país.

Rahaf Mohamed al Qunun, la joven saudita que llamó la atención del mundo entero tras huir de su familia, apostatar del islam y solicitar asilo en el exterior, llegó este sábado sonriente a Toronto, poniendo fin a una agotadora odisea internacional.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, recibió en el aeropuerto de Toronto a la chica de 18 años, quien vestía una gorra azul y una chaqueta deportiva con la palabra “Canadá”.

“Ha hecho un largo viaje, está agotada y prefiere no responder preguntas por el momento”, dijo la ministra ante los numerosos periodistas presentes.

El gobierno del primer ministro Justin Trudeau le concedió el asilo a la saudita que afirma estar huyendo de la violencia física y psicológica de su familia, y de un régimen de tutela masculino único en el mundo.

(Reuters)

“Ella quería que los canadienses vieran que había llegado a Canadá”, agregó Freeland, tomando del hombro a la adolescente. La ministra elogió asimismo el “coraje” de Rahaf, a quien dio la bienvenida a “su nuevo hogar”, Canadá.

La llegada de la joven a Toronto marca el epílogo de un caso que atrajo la atención del mundo entero durante una semana, después de que ella hiciera pública su situación a través de una cuenta de Twitter.

(Reuters)

La policía la había detenido el pasado fin de semana a su llegada a Bangkok, procedente de Kuwait, donde había logrado escapar a su familia.

Las autoridades tailandesas amenazaron en un principio con deportarla a su país, a petición de Arabia Saudita. Pero Rahaf se atrincheró en una habitación de hotel en el aeropuerto, tuiteando una multitud de mensajes y videos desesperados, con los que de inmediato alcanzó notoriedad internacional.

(Reuters)

Arabia Saudita es uno de los países más restrictivos del mundo para los derechos de las mujeres, que deben someterse a la tutela de un hombre, ya sea el padre, el marido u otro, que ejerce sobre ellas una autoridad arbitraria y toma en su lugar las decisiones importantes.

Rahaf se negó a ver a su padre, que había viajado a Tailandia y se oponía a su marcha.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA