Cógela suave

Cógela suave

104
0
Compartir

Quienes han vivido por fuera de su tierra natal, han experimentado procesos de cambios que permiten apreciar lo nuestro desde perspectivas diferentes de aquellos que no han afrontado el acostumbrarse a un nuevo estilo de vida.

Aunque poco a poco y sin darnos cuenta nos vamos acomodando e integrando a esa nueva vida, también vamos adoptando una serie de características para diferenciarnos y representar nuestra identidad cultural.

Inevitablemente se vive el desechar y apropiar; el dejar y tomar; el afirmar y reafirmar.

Cuando nos trasladamos a otra región del país, con relativa frecuencia se escuchan bromas y chistes relacionadas con nuestro hablar y actuar caribeño; algunas veces esto resulta ser chistoso, unas tantas irónicas y otras, hartas y cansonas; oír con otro acento, “hablao” y fuera de contexto las frases propias del “costeñol”, hace que, extrañando lo nuestro, redescubramos el alcance de esas formas locuaces de conversar e interactuar.

Ahora bien, la sabiduría popular sale a relucir, cuando magistralmente podemos enseñar que, frases como, “cógela suave” tienen un significado maravilloso; una tradición cultural que invita a mirar la vida de forma positiva; a no dejarnos arrinconar por las dificultades, sino a enfrentarlas con la mejor actitud posible.

Ese desparpajo y esencia dicharachera del ser costeño, que permite expresar palabras y frases como ajá, compa, primo, con un sabor muy propio y difícil de imitar, son determinantes para defender y reafirmar coloquialmente nuestra identidad y ese sabor característico de quienes vivimos cerca al mar Caribe; y así, sin más allá, cualquier día podrías ser un embajador de nuestra idiosincrasia y tradición cultural.

Me atrevería a afirmar que “cógela suave” es la forma caribeña colombiana de aquel proverbio chino que dice que “si una cosa tiene solución, ¡para qué preocuparse!, y si no tiene ya solución, ¡para qué preocuparse!”.

Por eso, “cógela suave”, es un gran referente de nuestra peculiaridad, aquella que apela a su creatividad, el chiste y la burla para bajarle el tono y la intensidad a cualquier situación; un llamado al orden y al equilibrio, a la calma y serenidad para que, relajados y no alterados, podamos actuar.

En nosotros existe la llave y la fuerza interior para preservar y fomentar el cogerla suave como mecanismo para que, dejando los afanes y odios, nos contagiemos de la alegría, y buena vibra, de tal manera que podamos aprender y enseñar a vivir y gozar de bienestar.

Finalmente, recordemos que “cógela suave” es la voz popular para que vistiéndonos de color alegría y festividad, sigamos pintando de magia tropical los lugares y espacios por donde podamos transitar.

@sisi_bq

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA