Al menos trece muertos en un tiroteo en un bar de California

Al menos trece muertos en un tiroteo en un bar de California

49
0
Compartir

El atacante habría lanzado una granada de humo antes de empezar a disparar.

Al menos doce personas han muerto en un tiroteo en un bar de Thousand Oaks (California), incluido un agente de policía desplazado en el lugar. La cifra total de fallecidos asciende a trece si se tiene en cuenta al autor, que aún se desconoce cómo murió. Además, hay una decena de heridos que han tenido que ser hospitalizados, algunos de ellos están graves.

El sheriff Geoff Dean ha sido el encargado de confirmar la cifra total de fallecidos ante los medios de comunicación. Lo ha hecho visiblemente afectado y sin poder contener la emoción ya que entre las víctimas mortales estaría uno de los sargentos de su comisaria. “Es una escena horrible allí. Hay sangre por todas partes (…) todavía no sabemos si estamos ante un ataque terrorista”, ha descrito.

Matt Wennerstorm se dirige a la prensa tras sobrevivir al tiroteo del bar Borderline en la localidad de Thousand Oaks, California

El atacante, del que se desconoce la identidad, falleció en el interior del bar Borderline, donde comenzó el tiroteo en torno a las 23.20 hora local (7.20 GMT), sin que por el momento se haya informado de más detalles sobre su muerte. Al parecer habría realizado una treintena de disparos.

Un portavoz de la oficina del Sheriff del condado de Ventura, donde se encuentra el local, dijo en una rueda de prensa que hay entre 10 y 15 heridos, aunque no concretó el estado en el que se encuentran. No se descarta que aumente la cifra de víctimas, según el portavoz.

Un testigo dijo a la filial local de la cadena ABC que vio a un sospechoso, con barba y sombrero, lanzar granadas de humo y atacar a un vigilante de seguridad, antes de comenzar a disparar indiscriminadamente. “La gente trataba de salir por las ventanas”, añadió.

Otras personas presentes en el lugar han contado a los medios de comunicación que algunos de los clientes del bar rompieron las ventanas con taburetes al escuchar los disparos.

Según la oficina del Sheriff del condado, se cree que en el momento del ataque había unas cien personas en el interior del bar. En el local, el más grande de música en vivo de la zona, se celebraba en la noche del miércoles una fiesta “country” para universitarios.

Thousand Oaks está a unos 60 kilómetros al noroeste del centro de Los Ángeles y no muy lejos de las áreas de Calabasas y Malibú.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA